sábado, 9 de marzo de 2013

Mis sueños vuelan hacia Grecia

Uno de mis pocos poemas sobre las islas griegas que no se escribieron allí, sino aquí, entre el recuerdo y la nostalgia, con ganas de volver.


MIS SUEÑOS VUELAN HACIA GRECIA
 
En este anochecer lejos de Grecia,
anclado en la “ciudad de los prodigios,”
tan lejos del Egeo, de mi mar,
mis sueños vuelan lentos hacia ti.

Buscan para posarse alguna isla;
una que pueda divisarse entera
subiendo a su colina principal,
sin puerto de cruceros ni aeropuerto,
a la que sólo llegue un viejo ferry
que transporte de todo en su bodega.

Una isla en que, lo más, alquilen motos,
una isla en que, lo menos, sea el turismo;
una isla rodeada de horizontes
con profundos azules infinitos,
tan sólo interrumpidos por contornos
de otras islas sin puerto ni aeropuerto.

  
Una isla con no muchos habitantes;
con su Jora de calles intrincadas
que suban hasta el “Kastro” veneciano:
casas, capillas, plazas y tabernas...,
guisos, incienso, hibiscos, buganvillas...,
perfumes para el cuerpo y para el alma.

Una isla de perfiles recortados,
calas de arena blanca, y de sombrilla
tamariscos que lleguen hasta el mar:
escenario de puentes de destellos,
atardecer de estío, azul de plata,
presagio de la puesta de este sol
que a veces se convierte en rayo verde.


Una isla en que la vida cotidiana
sea imagen de un tiempo detenido;
nuestra infancia en nuestra madurez,
los colores, los vientos, los olores,
las personas, los campos, los sabores,
la luz que inunda el día cada día,
y todos los brillantes en el cielo
para que recitemos sus nombres cada noche.

Y acaba el sueño igual que uno de mis poemas
que se escribió allá lejos frente al azul del mar,
entre lápidas blancas, bajo verde de pinos:

 
Por si el sueño es real, y si se cumple,
dejaré que mi cuerpo descanse en esas tierras.
Así, si hay más y vuelvo a despertar,
veré al abrir los ojos el Egeo.

Ricardo Fernández Esteban ©
  

Este poema pertenece a mi trilogía de Cuadernos de las islas griegas y en este enlace podréis encontrar los que están colgados en el blog.


Adenda de verano de 2020: Este año la pandemia me ha impedido viajar a Grecia al final de la primavera, pero me ha permitido publicar un libro Islario de pasiones, sobre la navegar por sus mares y caminar por sus islas, aquí lo tenéis en papel a un clic en Amazon



1 comentario:

Francesc Cornadó dijo...

Un recital que promete mucho, procuraré asistir.
Salud
Francesc Cornadó