lunes, 19 de febrero de 2018

Constantino Molina

Constantino Molina (Albacete, 1985) consiguió en 2016 el Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Poesía Joven por Las ramas del azar que ya había ganado en 2014 el Premio Adonais.

Ello ya es suficiente presentación para que indaguemos en la poética de este autor, que tambien ha publicado otro poemario: Silbando un eco extraño.

Os dejo un poema de cada uno de estos dos libros.


MONEDA AL AIRE
Mientras se lanza y gira
al aire la moneda,
de mis manos, la suerte
cargada de palabras,
ya ha partido al humilde
encuentro con las cosas:
Si pronuncio la lluvia, lloverá.
Si digo sur, vendrá la calidez.
Y, si mantengo oculta
la palabra final entre mis labios,
es para que te acerques
a recogerla entre los tuyos.
Créeme cuando digo que en tus ojos
aúlla la belleza de este mundo,
que el afán que sostiene
nuestra simple existencia
brillará más sincero
si obedece a un lenguaje
hecho de voluntad.
Porque, antes de caer,
las dos caras que giran en el aire
serán ya nuestras.


Las ramas del azar (2014). Constantino Molina

TAMBIÉN ACANTILADOS

No siempre acaba el mar
en apacibles playas arenosas.
También acantilados
delimitan las líneas de la costa.
No siempre
el que contempla el mar
obedece al sereno pensamiento
de la docilidad y de la mansedumbre.
Ya que también el vértigo
entiende de placeres y armonías.

Silbando un eco extraño (2016). Constantino Molina

No es fácil encontrar poemas en la red de este autor, aquí tenéis tres más en la revista Fronterad y otros tres publicados por Anton Castro. Y esta es un reseña de sus libros publicada en ABC por Andrés García Cerdán.


Como siempre lo mejor es acudir a las fuentes, o sea a los libros del poeta. Aquí os dejo sus carátulas

.

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

que bello el haberte encontrado

Yhedra Yhomisma dijo...

Paraque luego digan que Albacete solo produce garbanzos... Me ha parecido excelente, prometo seguirlo Gracias.