lunes, 21 de febrero de 2011

Si yo llevo corbata... tú, traje de chaqueta

(Entrada actualizada en XI-20) Este poema se escribió hace bastantes años, cuando los códigos de vestimenta en ciertos lugares eran más estrictos. Decía entonces:

"Uno no tiene nada en contra de la corbata, nada excepto que me la impongan como uniforme en algunos lugares que juegan a exclusivos. 
Y me pregunto entonces, ¿qué código de vestimenta exigen a las mujeres para acceder? Porque ahora ya no se atreven a excluirlas de estos selectos lugares, como en este Club donde escribí el poema durante una tediosa conferencia. De eso intentan hablar estos versos vestidos de ironía, de no confundir la buena urbanidad con la monótona uniformidad por mor de la exclusividad."


SI YO LLEVO CORBATA... TÚ, TRAJE DE CHAQUETA

¿Por qué me obligan a llevar corbata,
—ese signo de vana distinción
que se enrolla en el cuello de los hombres—
en algunos lugares exclusivos,
que más bien califico de excluyentes?

Por cierto, ¿y las mujeres, cómo deben vestir?
Si yo llevo corbata, tú no irás con vaqueros,
se trata de ser clásicos, pues todos;
¿yo traje...?, pues el tuyo de chaqueta

con zapatos a juego y medias de costura.
No vale pantalón que eso queda moderno,

si yo voy con corbata, tú con chaqueta y falda.

Dejémonos de bromas, “neguemos la mayor”,
ni yo usaré corbata, ni a ti te han de obligar
a vestirte de seria para no destacar,
ya somos mayorcitos para un inquisidor
y no hay que confundir la buena urbanidad
con esa rima triste
 de la uniformidad.

Ricardo Fernández Esteban ©
(de un poemario sobre las palabras, su significado y su relación con las personas)



CorbataDiccionario R.A.E. (del italiano crovatta así llamada por llevarla los jinetes croatas) Tira de seda o de otra materia adecuada que se anuda o enlaza alrededor del cuello, dejando caer los extremos.

Traje de Chaqueta: Terminología de la moda: Conjunto de vestimenta femenino, compuesto por chaqueta tipo americana y falda preferentemente estrecha




Nota del autor sobre las formas y los fondos de este poema:
Éste es un poema de tono irónico, lo que no tiene que ser motivo para olvidar las formas poéticas, que aquí combinan de endecasílabos y alejandrinos. Las dos primeras estrofas son blancas evitando las asonancias cercanas, pero en la última estrofa se juega con rimas para dar una mayor contundencia final.

Todo sea porque el poema os haya hecho reflexionar y sonreír. Al cabo de los años, en 2020, el fondo de este poema parece un poco fuera de lugar cuando bastantes normas de vestimenta se han relajado, pero cada uno tiene sus gustos y la estética también tiene su lugar en el mundo... 

lunes, 14 de febrero de 2011

Garcilaso y la poesía amorosa de los "siglos de oro"

Retrato de Garcilaso (atribuido)
La poesía amorosa de los "siglos de oro" precisa una descodificación para poder profundizar en el sentido de su contenido. Sirva como ejemplo el Soneto XII de Garcilaso de la Vega.

Cuento con la ayuda de apuntes tomados de la profesora Rosa Navarro para descifrarlo y comentarlo. Garcilaso, amigo de Boscán que introdujo el soneto italiano en España, fue quien primero dominó esta nueva forma de versificar en endecasílabos.


SONETO XII

Si para refrenar este deseo
loco, imposible, vano, temeroso
y guarecer de un mal tan peligroso,
que es darme a entender lo que no creo,

no me aprovecha verme cual me veo,
o muy aventurado o muy medroso,
en tanta confusión que nunca oso
fiar el mal de mí que lo poseo,

¿qué me ha de aprovechar ver la pintura
d'aquel que con las alas derretidas,
cayendo, fama y nombre al mar ha dado,

y la del que su fuego y su locura
llora entre aquellas plantas conocidas,
apenas en el agua resfrïado?

Garcilaso de la Vega (hacia1534)



El poema muestra el clásico "argumento de amor" a partir del "yo poético" (una máscara enamorada, no el sentimiento real de quien escribe) y de "su dama" (siempre bella, cruel y desdeñosa con su enamorado); y contiene dos alusiones mitológicas para refrendar esa crueldad y desdeño.

Los cuartetos reflejan el estado anímico del "yo poético" enamorado, que no puede refrenarse ni guarecerse ante la confusión que le produce su deseo amoroso, y no se atreve a confiar a sí mismo su mal de amores. 

Los tercetos citan ejemplos de males que el sol (la dama y su luz) le puede causar. El primero, "Ícaro" cuyas alas de cera se derritieron al acercarse demasiado al sol (desestimando los consejos de su padre "Dédalo"), lo que ocasionó su caída y muerte en el mar. El segundo, "Faetón" que consiguió que su padre "Febo" (Apolo) le dejase conducir la cuádriga del sol, y al desoír sus consejos de prudencia, provocó tal desastre que tuvo que ser fulminado por el rayo de Zeus, cayendo al río Erídano donde le velan eternamente sus hermanas (las Helíades) convertidas en álamos. 

La caída de Ícaro. J.P Gowy
La caída de Faetón. Jack van Eyck













 Este soneto es una buena muestra de ese "argumento de amor" que impregnó la poesía de los siglos de oro, pero que no debe confundirnos; el poeta suele ser un gran ficcionador, que se deja llevar por el placer estético y no refleja vivencias personales. Hay ejemplos contrarios (sobre todo a partir del romanticismo) aunque nunca debemos fiarnos del todo, porque amparado en sus licencias el poeta puede jugar en cada momento a la carta que más le interese.

En esta entrada del blog, Garcilaso, Quevedo y dos poetas actuales Clementson y Bascuñana, recrean el mito de Apolo y Dafne

Continuando con Garcilaso, su Soneto V (en el que, para llevar la contraria, no aparece ni el desdeño ni la crueldad de la dama) en la preciosa voz de  Andrea Navas. Este enlace proviene del blog Sumando voces, de Enrique Gracia Trinidad y Andrea Navas, que os recomiendo visitar y donde encontraréis poesía, teatro y mucho más... 

Para profundizar en la obra de Garcilaso os recomiendo su "Poesía Completa", editada en Austral por Juan Francisco Alcina, y para conocer de forma sencilla e instructiva la mitología clasica: "Mitos del mundo clásico" (versión libre de las Metamorfosis de Ovidio) de Rosa Navarro, publicada en Alianza Editorial.

Aquí tenéis unos enlaces a su vida y obra: La web de Garcilaso y su entrada en la Biblioteca virtual Miguel de Cervantes.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Hay que saber viajar con lentitud

(Entrada actualizada en VII-2020) Este poema se escribió en uno de mis viajes por las islas griegas, pero no acerca de alguna concreta, sino como una reflexión de cómo deberíamos viajar. Recientemente lo he incorporado al libro que acabo de publicar "Islario de pasiones" que trata del deseo de navegar los mares griegos y descubrir sus islas, dudando entre el "camino y el destino". Si os interesa podéis obtener el libro en papel en papel con un clic en Amazon.

El canal entre las islas Cícladas: Andíparos y Despotikó

Hay que saber viajar con lentitud
dejar que los paisajes derroten a las prisas,
acortar singladuras, paladear lo bello
y disfrutar en paz cada rincón.

Dar pasos, no zancadas,
parar, hacer un alto en el camino,
admirar más que fotografiar,
y saber observar en vez de ver.

Sí aprendes a viajar así, verás
el destino del viaje no es lo más importante;
lo suelen ser esas pequeñas cosas
que sólo llegarás a descubrir
cuando camines a su mismo ritmo.

Islario de pasiones.
Ricardo Fernández Esteban ©

Fotos del autor

Desde Amorgós, las Pequeñas Cícladas, Naxos, Paros y Andíparos 

En este vídeo recito este poema, aquí tenéis un acceso directo. En el resto recito otros poemas dedicados a las islas y mares griegos.



Nota: Ya que, como he dicho, actualizo esta entrada el 23 de julio de 2020, en que se celebra un postergado Sant Jordi, aprovecho para ofreceros mis libros disponibles en Amazon y sortear este semiconfinamiento que nos ha robado la fiesta de los libros y las rosas.






jueves, 3 de febrero de 2011

"La palabra es mágica" ya lleva navegando 6 meses

Ya han pasado 6 meses (y parece que fue ayer) desde que el pasado Agosto inicié esta singladura por los mares poéticos, compartiendo poemas míos y ajenos. Tenía, y tengo, dos objetivos fundamentales, facilitar el acceso a la obra de poetas que me interesan y dar a conocer parte de la mía. 

Los vientos me han sido propicios y me han permitido recalar en islas poéticas que desconocía y conocer a otros navegantes, que como yo, disfrutan ciñendo sonetos o surfeando sobre las olas del verso libre. El destino final no es lo importante, lo es el camino que nos enriquece, como dice Kavafis en esos versos tan conocidos de su Ítaca:

 
Kefalonia y la pequeña Itaca
"Mantén siempre a Ítaca en tu mente.
Has de llegar es tu destino
pero no fuerces esta travesía.
Es preferible que dure muchos años,
que seas viejo cuando fondees en la isla,
rico de lo ganado en el camino
sin esperar ya más riquezas”.

Ha sido un viaje hermoso,
sin Ítaca no te habrías puesto en marcha,
pero la isla ya no tiene
nada más que ofrecerte.

Ítaca (fragmentos). Konstandinos Kavafis


En estos 6 meses de navegación he fondeado en 25 puertos ajenos. Desde los clásicos (Lope, Góngora, Sor Juana...) a los contemporáneos (Badosa, García Montero, Aute, Sabina, Cuenca...) pasando por los que ya se han ganado una plaza a perpetuidad en el Parnaso (Salinas, Benedetti, Gil de Biedma...) Estas estancias me han permitido redescubrir paisajes olvidados o conocer otros que se me habían escapado en anteriores viajes.

También he recalado en 25 bahías propias, mostrando poemas de mi trilogía "Cuadernos de las islas griegas", del poemario digital "De museos por Madrid", del libro de rimas "Pensando en vosotras" (que publicará Sial Ediciones la próxima primavera), o de otros proyectos en marcha como el poemario sobre el significado de las palabras "Palabras entrevistas". Además, he hecho alguna incursión por otros mares, colgando algún cuento corto y alguna opinión sobre el mundo poético. 

El camino se me ha hecho corto. Será porque he disfrutado de la navegación capeando temporales o dejándome llevar por las brisas, y porque me han reconpensado vuestras visitas, que han superado todo lo previsto en número y diversidad de orígenes. Realmente el mundo es ya una aldea global, y en un instante la poesía puede rodearlo y llegar a los más intrincados destinos.

Gracias a todos. A los autores de los versos, y a los lectores, a los que ya considero amigos los conozca o no personalmente. Sin ellos la navegación no tendría sentido, porque navegar ha de ser conocer, como digo en este fragmento de un poema que os colgaré proximamente.


El canal que separa Andíparos de Despotikó (Islas Cícladas)
Un fuerte abrazo, y cuento con vosotros para mis próximas singladuras.

lunes, 31 de enero de 2011

Ana Rossetti. Chico Wrangler.

Ana Rossetti (San Fernando, Cadiz, 1950) es una de nuestras mejores poetas contemporáneas, que siempre merece ser releída. También ha escrito teatro, prosa y libretos de ópera. 

Adjunto uno de sus poemas cortos más famoso, Chico Wrangler, en el que supo colocar al hombre como objeto de deseo. 


CHICO WRANGLER   

Dulce corazón mío de súbito asaltado.
Todo por adorar más de lo permisible.
Todo porque un cigarro se asienta en una boca
y en sus jugosas sedas se humedece.
Porque una camiseta incitante señala,
de su pecho, el escudo durísimo,
y un vigoroso brazo de la mínima manga sobresale.
Todo porque unas piernas, unas perfectas piernas,
dentro del más ceñido pantalón, frente a mí se separan.
Se separan.

Indicios vehementes (1985). Ana Rossetti

No he sabido reencontrar aquella imagen del anuncio publicitario, que recuerdo y que motivo este poema. Si alguien la tiene y me envía la referencia la incorporaré.

Aquí tenéis varias webs, para proseguir con su obra:

Selección de poemas en A media voz . Otra selección de poemas en Poetas andaluces y un interesante artículo de Eugenio Ramón Luján sobre Los devaneos de Erato: El mundo clásico de Ana Rosetti , donde trata del uso de temas del mundo greco latino en su poesía erótica.



Adenda de agosto 2020: Ana Rossetti presentó en 2016 su último poemario "Deudas contraídas". Aquí tenéis una reseña de dicho libro de Blanca Carvajal.

Aquí tenéis acceso a los libros publicados por Ana Rossetti

martes, 25 de enero de 2011

Miquel Barceló en "De museos por Madrid"

Varios. Miquel Barceló.




















Miquel Barceló es uno de los pintores actuales que más me interesan y en varios poemas del libro digital "De museos por Madrid" he tratado sobre su presencia o ausencia del "Reina Sofía".

En Junio de 2005 no encontré ninguna obra suya en el Museo:

AUSENTE DEL MUSEO

Ausente del museo (o no lo veo)
nuestro mejor artista de estos años.
Si hay motivo, me tiene sin cuidado,
me falta su presencia permanente,
para que sea realmente permanente
ésta maravillosa colección.

Chispas del Sofía. "De Museos por Madrid". Ricardo Fernández ©

Por suerte en Noviembre de ese mismo año, ya encontré una obra suya:


El estudio de las esculturas. Miquel Barceló, 1993
















EL ESTUDIO DE LAS ESCULTURAS, 1993.

Por fin o al fin, te veo en el museo!
No sé si aquí eres nuevo o eras un cuadro oculto;
¡y qué importa, si al fin estás presente!

Aunque no sea de tus obras, ésta
de las que más me gustan —y son muchas—
ya vendrán las demás cuando les cuentes
que a pesar de que estás mal colocado
—y mal acompañado—,
despides permanente, cierras ciclo,
y dejas, a tus fieles observantes,
tan buen sabor de boca que repiten.

Un poco del Sofía, en "De museos por Madrid". Ricardo Fernández ©

Dejuner sur l'herbe II. Miquel Barceló, 1988
















En Septiembre del 2008, ya pude contemplar tres obras de Barceló y pensé que ya se había normalizado su presencia en la colección permanente:

ME RINDO, TE TRIPLICAN

Me quejé de tu ausencia, Barceló,
luego aplaudí tu cuadro que cerraba
—con algunas lagunas— permanente,
y ahora por fin me rindo, te triplican.

Le dejuner sur l’herbe II, frutal
composición, comida a compartir
blancos y grises sobre la amplitud.

Louvre (noir et blanc), visión de la ruptura,
una vez más los blancos y los grises
pero ahora dando forma, definiendo.

Y el que ya conocían mis poemas:
Estudio de esculturas, tu taller;
sólo falta el autor que aquí se esconde
de las metamorfosis de su obra.

El Sofía se renueva, "De museos por Madrid". Ricardo Fernández ©


Louvre (noir et blanc). Miquel Barceló, 1988
Me rendí demasiado pronto, siempre hay que seguir luchando. En una visita posterior a finales del 2009 sólo encontré una obra y medio escondida; y en Diciembre del 2010 no encontré ninguna, espero que fuese por la obras de reforma de la colección, pero nunca se sabe cuáles son los gustos de quienes deciden qué se coloca y que se guarda en los almacenes. Yo hice una pregunta por escrito y se me contestó con evasivas.

Por otra parte, según mi gusto, este museo no ha tenido mucho gusto en la selección de obras de Barceló; recuerdo monográficas muy buenas como las que le dedicó en Barcelona el MACBA o el Caixaforum. 



Adenda de octubre de 2020: No sé cuántas obras se exponen actualmente de Barceló en el Museo. En mis dos últimas rápidas visitas al museo no vi ninguna y aquí os coloco las que aparecen en la web del museo donde no indica si están expuestas. Por otra parte estoy viendo en los telediarios "El estudio de las esculturas" colgado como telón de fondo en la sala del Consejo de Ministros de La Moncloa.

Poco has durado a la vista del pueblo
porque ahora estás de fondo
de los consejos de ministros.
Saquean los políticos y olvidan
que el arte público ha de ser 
de disfrute del público.  (X-2020)

 
Barceló tenía una página web propia muy completa y ordenada que permitía visualizar toda su obra, pero hace años que está inactiva, lo que es una pena.

Respecto a mi poemario digital De museos por Madrid, (que permite ver las obras en que se inspiraron los cuadros) hace tiempo que os prometía una nueva edición. No lo he olvidado y ya está casi listo para publicarlo como libro digital. Os aviso en breve.

miércoles, 19 de enero de 2011

Jordi Virallonga. El delirio de Patrizia

Jordi Virallonga (Barcelona, 1955) es catedrático de literatura de la Universidad de Barcelona, y a la vez es poeta y presidente del Aula de Poesía de dicha Universidad.

Por tanto, Jordi une tres facetas del mundo poético: la teoría, la práctica y la divulgación. Esto es algo difícil de encontrar en una sola persona, y se lo agradecemos todos los que nos movemos en este pequeño mundo en el que todas las ayudas y aportaciones son pocas para ayudar a difundir la poesía.


EL DELIRIO DE PATRIZIA

Mira mis brazos, se cubren de neón,
abarcan la luz nocturna de los barrios y aeropuertos;
ese esparcimiento de órbitas tardas en peceras de cristal,
zona a zona,
planta a planta, la cometa de ascensores.

Mira mis ojos, todo lo ocupan
-más inmensos que el iris de la noche,
que la luz de la bahía resguardada de los puertos-,
derramados en la incógnita inicial del horizonte,
donde están los sueños todavía por crear.

Mira mi sexo,
mira su longitud cavernal
recibir la láctea dispersión de caminos boreales.
Mira mis piernas levantarse por encima de las patrias,
apuntalar la tierra, embovedar planetas,
también la lejanía ignorada,
de océano a océano,
piedra a piedra, el malecón de asfalto.

Mira mi huella pisar las calles,
sombrear la estela de los faros autónomos en los escaparates.
Mira mi pecho, imagina la nada impensable
y amnistía tu legítimo deseo.

Mira hombre mi ansiedad,
el húmedo filtro que atraviesa los cristales,
la perfecta distribución de las horas, las luces,
el sugestivo encaje de los vientos
y alza sobre mí
la dispuesta obscenidad de tu semblante.
Levántame los diciembres, el cristal vaporoso,
la línea suburbial donde acaba tu viaje.

No respondas al teléfono, es gerencia:
mira seis veces mi ropa,
acércame las sales, esa colonia agreste.

Déjame descansar y el mundo será nuestro,
también el baño de alto standing, estatura brutal,
y el dúplex de porcelana en que te espero.

Los poemas de Turín (2000). Jordi Virallonga



En este enlace a Wikipedia tenéis información sobre su trayectoria literaria y poéticaY para disfrutar de la voz del poeta leyéndose, aquí lo tenéis en la web de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña (ACEC) donde recita 19 poemas suyos y además una entrevista. También, en A media voz  y en Respiro encontraréis más ejemplos de su producción poética

Aquí tenéis otro ejemplo del autor recitando 




Adenda de septiembre 2020: Jordi Virallonga publicó en 2015 su último poemario, Incluso la muerte tarda, con prólogo de Juan Gelmán, aquí tenéis una crónica de Eduardo Moga y un poema del mismo.

PROFESIONALES DE LA POBREZA 

Me pregunto,
los pobres de hoy, no aquellos
con los que lucharon algunos
de nuestros padres y recibieron a cambio
desdén o muerte, los pobres de hoy,
los que ya no son los sujetos de la historia,
los que nunca supieron
qué era esto del sujeto de la historia,
los que saben muy poco
y no les gusta que otro sepa
o que hable dos lenguas,
los profesionales de la pobreza, digo,
no los obreros que perdieron su trabajo,
los locos o los minusválidos,
los pobres que ya no son una clase
sino una estirpe que sigue viviendo a sueldo
de la inmovilidad y de la paz burguesa,
los que no pagan escuela, hospital
ni impuestos, los pobres
a quienes lo que más les interesa
es su dinero, lo mismo que a los ricos,
los que nunca creyeron necesario emprender
ni trabajar demasiado, que todo era inmutable,
los que cada vez menos mansos y humildes
están hoy inquietos, miran a los lados con rabia,
acusan a quienes dejaron de saciarles,
se cagan tanto en dios, esos pobres, me pregunto,
¿son los bienaventurados que hace lustros y lustros
admiran al millonario, al hijo pródigo
y mejor o peor siguen heredando la tierra?


Jordi Virallonga. Incluso la muerte tarda (2015)

jueves, 13 de enero de 2011

Mi llegada a Grecia navegando a vela: "Mi Odisea" y "Pido la guardia del amanecer"

Estos dos poemas describen mi primera llegada a las islas griegas en velero atravesando el Jónico desde Sicilia en mayo de 2010. Después de haber ido muchas veces a las islas en avión y en ferry, fue emocionante descubrir de madrugada el perfil de la isla jónica de Kefaloniá, e Ítaca tras ella. 


No duró mi Odisea veinte años
—consumió apenas quince días—,
ni tomé Troya oculto en una trampa,
ni volví a pisar Ítaca —en busca de Penélope y mi reino—;
pero crucé los mares para verte:
a través del Tirreno llegué a la “Magna Isla”
pasé entre Escilas y Caribdis,
y atravesé el mar Jónico en tu busca.
Por conocer otra parte de ti,
soporté temporales, ceñí fuertes levantes,
y seguí a las estrellas en largas singladuras,
que a mí me parecieron más cortas que un suspiro,
porque cuando llegué, por fin, a Heptánisa
vi otro rostro de Grecia y eso me hizo feliz.

Adenda de Bitácora. Cuadernos de las islas griegas.
Ricardo Fernández Esteban ©

(*) La "Magna isla": Sicilia (en el sur de Italia que se conoció como la "Magna Grecia"). Escilas y Caribdis: Dos monstruos míticos que guardaban un estrecho que se identifica con el de Mesina. Heptánissa: las siete islas (nombre en griego de las islas Jónicas)




Por si queréis oír el poema, ésta es la grabación en el recital "Voz a Voz de Poeta y Cantautor. El Deseo/ El Desig", que hicimos Jordi Albero y yo en el "Horiginal" de Barcelona el 27 de Octubre de 2011. 


Y en este vídeo de 2019 vuelvo a recitar el poema a partir del minuto 1:30


A veces el destino, como dice Kavafis, no es lo más importante sino que lo es el camino. En este viaje a Grecia en velero (el "Pandora Lys" de 54 pies) lo fueron ambas cosas, el viaje y el destino. Aquí describo cuando, en la madrugada del Jónico, comencé a vislumbrar el perfil de las islas.


Pido la guardia del amanecer,
para poder anticipar las luces de mi Grecia.
Primero, de entre el negro surgen brillos,
luego surge del mar Kefaloniá.
Cuando comienza el día entramos al canal:
Ítaca hacia el costado —por la amura—,
Lefkada al frente, y más allá más islas,
Kastos, Kalamos, Meganissi...
Despunta el sol tras una nube
en este amanecer que abre colores,
y llego a mi destino, un mar
que por primera vez no es el Egeo
pero es azul profundo y griego.

Adenda de Bitácora. Cuadernos de las islas griegas.
Ricardo Fernández Esteban ©


Estos poemas pertenecen a mi trilogía Cuadernos de las islas griegas 

jueves, 6 de enero de 2011

Abelardo Linares. Qué corta fue la noche

Abelardo Linares (Sevilla, 1952) es poeta, librero, bibliófilo y editor. Yo descubrí sus poemas en "Poesía española reciente (1980-2000)" de Juan Cano Ballesta (Catedra), antología que os recomiendo.

Os copio su poema Qué corta fue la noche, unos magníficos alejandrinos blancos sobre la ausencia, y un enlace para que lo sigáis leyendo.


QUÉ CORTA FUE LA NOCHE

Huelen a ti las sábanas, amor, y todavía
está tu libro abierto encima de la mesa
y hay libros por el suelo y discos y tabaco.

Aunque aquí ya no estés, mis brazos aún te buscan.
Y en este fingimiento de abrazarte en la almohada
persigo tu recuerdo, tu cintura, tus hombros.

Tu cuerpo no fue un sueño y quizás en el baño
mi cepillo me espere, mojado de tu boca,
o húmedas toallas que secaron tu pelo.

Huelen a ti las sábanas. El barrio se despierta.
Hay voces en la calle y luz tras la persiana.
El sol debe estar alto. Qué corta fue la noche.

Abelardo Linares. Sombras (1986)



Fotografía: Steve Diet

Ahora os dirijo a la excelente web de poesía "A media voz" para que podáis disfrutar de una selección de sus poemas  y os animéis a continuar por las fuentes, o sea sus poemarios.


Adenda de agosto de 2020

No tengo noticias de que Abelardo Linares haya publicado ningún libro de poesía desde Ningún otro cielo (2010), pero lo importante no es la cantidad sino la calidad. Aquí tenéis unos enlaces a su página en wikipedia, una entrevista en El Cultural, otra en Jot Down y una reseña del premio que le concedió LIBER (la Federación de Gremios de escritores de España) en 2018.