miércoles, 9 de febrero de 2011

Hay que saber viajar con lentitud

(Entrada actualizada en VII-2020) Este poema se escribió en uno de mis viajes por las islas griegas, pero no acerca de alguna concreta, sino como una reflexión de cómo deberíamos viajar. Recientemente lo he incorporado al libro que acabo de publicar "Islario de pasiones" que trata del deseo de navegar los mares griegos y descubrir sus islas, dudando entre el "camino y el destino". Si os interesa podéis obtener el libro en papel en papel con un clic en Amazon.

El canal entre las islas Cícladas: Andíparos y Despotikó

Hay que saber viajar con lentitud
dejar que los paisajes derroten a las prisas,
acortar singladuras, paladear lo bello
y disfrutar en paz cada rincón.

Dar pasos, no zancadas,
parar, hacer un alto en el camino,
admirar más que fotografiar,
y saber observar en vez de ver.

Sí aprendes a viajar así, verás
el destino del viaje no es lo más importante;
lo suelen ser esas pequeñas cosas
que sólo llegarás a descubrir
cuando camines a su mismo ritmo.

Islario de pasiones.
Ricardo Fernández Esteban ©

Fotos del autor

Desde Amorgós, las Pequeñas Cícladas, Naxos, Paros y Andíparos 

En este vídeo recito este poema, aquí tenéis un acceso directo. En el resto recito otros poemas dedicados a las islas y mares griegos.



Nota: Ya que, como he dicho, actualizo esta entrada el 23 de julio de 2020, en que se celebra un postergado Sant Jordi, aprovecho para ofreceros mis libros disponibles en Amazon y sortear este semiconfinamiento que nos ha robado la fiesta de los libros y las rosas.






1 comentario:

Terly (Juan José Romero Montesino-Espartero) dijo...

Hace no mucho, recorrì la isla de Sicilia, la intenciòn fue hacerlo en una semana, pero la visita a Salinunte, ya de por sì la consumiò, al final la recorrimos en dos semanas y nos faltaron un montòn de ellas.
Abrazos.