miércoles, 30 de marzo de 2011

Pensando en vosotras

Mi poemario Pensando en vosotras, se presentó en Abril del 2011 en el Ateneu Barcelonès donde inició su vuelo en libertad fuera del control de su autor. El libro recorre las experiencias que según el narrador protagonista le fueron inspiradas por mujeres que habían cruzado la senda de su vida o que a él le hubiera gustado que la hubieran cruzado, y que se plasman en poemas rimados agrupados por capítulos que van reflejando los distintos estadios de esas experiencias. 

Pero, qué mejor prólogo que el poema inicial del libro, que le da título.


PENSANDO EN VOSOTRAS (como prólogo)

Para todas vosotras, las reales y las inventadas, que habéis hecho posibles estas historias ofreciéndome lo mejor de la vida. Gracias por vuestra imagen, vuestra bondad, vuestra pasión y vuestra amistad.

Escribí estos rimados al pensar en vosotras,
las que me acompañasteis en todos estos años,
en ti, en ti, en ti y también en las otras,
recordando placeres sobrevolando daños.

Y nunca me atreví a intentar publicarlos
pensaba que era pronto, que el tiempo es necesario
para hacer buenos vinos o para descartarlos,
y ahora, que son “Reservas”, presento el poemario.

Veréis que en estos versos hay gozo y hay dolor,
hay pasión, “voyeurismo”, bastante sentimiento,
algo de pasotismo y máximas de autor,
pero no encontraréis el vil aburrimiento.

Hay historias reales, otras son inventadas,
a unas os quise mucho a otras nunca las vi,
entre todas vosotras las hubo enamoradas
pero también las hubo que pasaron de mí.

Al pensar en vosotras surgió la inspiración
de escribir estos versos, no digo poesía
simplemente son rimas que dictó la pasión,
llamarlas de otra forma jamás me atrevería;

es verdad que en el libro —si sabéis rebuscar—
entre mucha morralla hay alguna lubina,
el mérito no es mío sólo fue reflejar
esa luz que irradiaba de una estrella vecina.

Con mengana una noche solamente salí,
algunas fueron flashes, con ella me casé,
he besado a centenas y también conviví,
pero asimismo es cierto que a muchas inventé;

contigo tuve paz y tú me diste guerra,
de ti admiré tu estilo, de ti tu inteligencia,
ya sé que no acerté —quién más prueba más yerra—
pero hay pocas que digan que me falta decencia.

Mil veces lo intenté, mil veces fracasé,
hay algunas que piensan que he buscado imposibles:
sensible, deportista, divertida y ¿por qué
me gustan con zapatos de puntas increíbles?

Yo quiero que seas una y todas las mujeres,
que seas cuerda y seas loca, recatada y cañera,
de acostarte de día, de ver amaneceres;
como amante o amiga has de ser la primera.

Es verdad pido mucho, ¿y yo cuánto os ofrezco?:
en la cama corriente, de palmito normal,
realmente no sé cuanta nota merezco
si mi cartera es breve y mi voz es fatal.

Toca acabar el prólogo, quitarse el antifaz,
por mucho que sean tantas las historias que cuento,
tú sabes que en el fondo sólo han sido un disfraz
para disimular y esconder lo que siento.

Y te habrás dado cuenta que he ocultado tu nombre
de todas las vivencias que un día te escribí,
pero estoy tan seguro como de ser un hombre
que sabrás que las hice pensando sólo en ti;

por eso, yo te ruego que no guardes rencor
si al leer este libro descubres que a las otras
también he escrito versos y hasta citas de amor;
yo nunca te he olvidado, ni “Pensando en vosotras”.

Pensando en Vosotras (2011). Ricardo Fernández Esteban ©

.




















Adenda de enero de 2020:

Casi nueve años después de su publicación, la gestación de este poemario es un grato recuerdo que se hace actual cuando recibo comentarios de lectores. Por ejemplo, hay quien lo ha calificado como catecismo de imprescindible lectura para entender las relaciones hombre mujer, lo que es uno de los mejores elogios que he recibido, porque esa era mi intención.

Estos son los poemas del libro publicados en el blog. No busquéis en los poemas referencias autobiográficas, si las hubiera ya han sido sepultadas por ese personaje que tomó el mando de la historia guiando la mano del autor. Por último, aquí tenéis más información del libro, de cómo conseguirlo y de las fiestas que le organizamos para presentarlo.

Ha corrido mucho agua bajo los puentes poéticos de su autor, que piensa que el décimo aniversario del libro, el próximo año, podría ser un buen momento para una edición revisada con correcciones y algún nuevo poema. Todo libro expresa un momento y el actual creo que se merece esa edición. Ya os iré informando de cómo toma cuerpo y páginas esa edición. 

jueves, 24 de marzo de 2011

Carlos Marzal. Media verónica para D. Manuel Machado

Carlos Marzal (Valencia, 1961) es uno de los grandes representantes de la poesía de la experiencia, cuya obra se recoge en El corazón perplejo (Poesía reunida 1987-2004). Escojo algo, poco típico en él, unos alejandrinos en pareado dedicados a Manuel Machado; gran poeta a la altura de su hermano que por sus malas inclinaciones y loas políticas de sus últimos años ha sido postergado, pero que a mí me gusta leer en sus excelentes poemarios anteriores como "Alma" o "El mal poema". Os dejo con su media verónica, que hace que pidamos ya la música.  


MEDIA VERÓNICA PARA D. MANUEL MACHADO

La crítica, tan crítica, tan lista, me ha indicado
que soy nieto cercano de don Manuel Machado.
Y aunque lo puse fácil, lo normal es el hecho
de que jamás los críticos embistan por derecho.
Hay que enseñar el trapo, embarcarlos muy lento,
darles tiempo a pensar, lidiar con fundamento.
Si se les saca un pase ya es toda una faena;
lo normal es que doblen las manos en la arena.















Qué le voy a contar, don Manuel.
                                              He pensado
que usted, en su barrera, me observa con agrado.
Me ve cargar la suerte y jugar bien las manos,
lo que no es muy frecuente entre nuestros hermanos.
Disfruta con los plagios con que le doy salida
a ese toro con guasa del hierro de la vida.
Y aunque mi repertorio es corto y sin alardes,
puedo estar en poeta, al año, algunas tardes.
Por eso le he copiado -para usted, don Manuel-
esta media al gitano, de Paula, Rafael.
Venida de muy lejos, mientras me quedo quieto,
oscura, lenta y única. Para usted, de su nieto.

De "La vida de frontera" (1991). Carlos Marzal


Como supongo que querréis más, aquí tenéis un enlace al Archivo de Poetas (de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña -ACEC), donde encontrareis una entrevista, bibliografía y al autor recitando 12 poemas suyos.  

Si queréis leer una antología de sus poemas, os dirijo al portal A media voz . Por último, para los que estéis interesados en poetas de esa generación, os recomiendo la antología "Poesía española reciente (1980-2000), editada en Cátedra por Juan Cano Ballesta.

jueves, 17 de marzo de 2011

Aurora Luque: "Gel"


Aurora Luque (Almería, 1962) es una magnífica poeta. Recuerdo que leí por primera vez este poema, que hace referencia a Grecia, durante un viaje por sus islas y me sentí totalmente identificado con el final. Tanto es así que esa sensación de dependencia inspiró un poema de mis Adendas del Dodecaneso: Cuando se llevan muchas playas...  Espero que disfrutéis tanto como yo leyendo sus versos.


GEL

Preparo la toalla. Me descalzo. Esa esponja
porosa y amarilla que compré en un mercado
obsceno de turistas en la isla de Hydra
qué dócil bajo el agua cotidiana
tantos meses después, en el exilio.
De pronto el gel recuerda -su claridad lechosa,
su consistencia exacta- el esperma del mito,
el cuerpo primitivo y trastornado de Urano,
un susurro de olas mar adentro
y una diosa que aparta
los restos de otra espuma de sus hombros.
Me punza una emoción tan anacrónica,
un penoso latir, hondo y absurdo,
por ese mar. Por ese sólo mar. Busco una dosis
de mares sucedáneos.
Cómo podría desintoxicarme.
Dependo de por vida
de una droga. De Grecia.

Carpe noctem (1994). Aurora Luque

El Egeo desde Ios, a la izquierda Síkinos



















Os adjunto dos enlaces a "Cervantes virtual". En el primero tenéis una amplia selección de sus poemas, y en el segundo unos videos con una entrevista y Aurora recitando tres poemas suyos.


Adenda de noviembre de 2020: En 2014 Aurora Luque publicó Médula. Antología esencial. Os dejo una reseña de Santos Domínguez que comienza con este poema: 

Gastar en otra luz
aunque pase la vida, vigilante,
su factura de abismo. Conocer la región
en que los laberintos se destejen,
donde pueda el Deseo
firmar un alto el fuego con la Muerte.

Aurora Luque

Este año ha publicado Gavieras, libro que fue ganador del premio Loewe, aquí tenéis una entrevista que le hicieron en El País y uno de sus poemas

APROAR

Vino la poesía de improviso.
A mí, que me sentía
malquerida por ella
—porque yo no la quise a su capricho—
me dijo: Túmbate y mira al cielo.
Vuelve al ciclo del huerto,
vuelve al mar mitológico.
¿No adorabas de niña las mochilas?
Da la espalda al vecino vertedero
de datos, ruido y prosa.
Traduce —a ver si puedes—
esa gracia del mundo
que es aullido y sonrisa.
Métete ya en un barco
con proa de dragón.
Fuiste vikinga, sí,
aunque no lo sepas.
Así que bebe océano,
come islas y duerme ya en los bosques
que metí entre tus sueños
de once años.

Aurora Luque

Pero a un autor hay que leerlo en sus libros, aquí tenéis los suyos y cómo conseguirlos.


martes, 8 de marzo de 2011

Aislado en una isla

Este poema trata de un redundante, pero gozoso, aislamiento en una isla. Concretamente, os hablo de la recóndita Furni, situada entre Samos e Ikaria al norte del Dodecaneso griego.


AISLADO EN UNA ISLA

Tras haber recalado en tantas islas
es la primera vez que estoy aislado,
el ferry no ha salido, tiene problemas técnicos.
Y aquí me veis, aislado en esta isla,
en estos dieciséis kilómetros cuadrados,
con unas cuantas más de veinte playas
y con bastantes menos de habitantes por cala
—sin ir más lejos hoy de Robinsones,
arena y tamariscos para dos—.

Buscando soportar este duro aislamiento,
acabo de encargar para cenar
una buena langosta en compañía
de espaguetis y de mi bella musa.
La noche es fresca, el viento se ha calmado,
hay mesas junto al mar, tranquilidad,
ha salido una luna completamente llena
y comparto contigo el aislamiento.

Como creo os podéis imaginar,
ojalá tarden mucho en arreglar
ese bendito ferry que falló.

Adendas del DodecanesoCuadernos de las islas griegas.

Ricardo Fernández Esteban ©


Pues como os imagináis, hay averías que nos alegran la vida y lo que parece un percance se convierte en una suerte.



En este enlace podéis encontrar más poemas dedicados a las islas griegas que he colgado en el blog.

martes, 1 de marzo de 2011

Gerardo Diego. Insomnio

Gerardo Diego (1896-1987) es uno de los grandes poetas del 27 y el antólogo de la "Poesía Española Contemporánea (1901-34)". Yo lo de niño a través de su soneto del Ciprés de Silos: "Enhiesto surtidor de sombra y sueño, que acongojas el cielo con tu lanza...". Después nos fuimos encontrado en diferentes momentos, aunque menos que lo que debiéramos. Redescubrí a este gran poeta gracias a la profesora Rosa Navarro cuando nos comentó su magnífico soneto amoroso Insomnio.


INSOMNIO

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño y por el mar las naves.

En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.

Saber que duermes tú, cierta, segura
-cauce fiel de abandono, línea pura-,
tan cerca de mis brazos maniatados.

Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.

Alondra de verdad (1941). Gerardo Diego


El poema expresa la angustia del "yo" ante el sueño de su amada que le impide comunicarse con ella; ella, dormida, no se da cuenta de su zozobra y él se siente aislado, "pavorosa esclavitud de isleño, yo insomne, loco, en los acantilados", y lo expresa desgarradamente en esa exclamación. Es un placer poder leer un soneto amoroso, que aúne la intensa levedad de su rima con la profundidad del sentimiento y sin caer en la cursilería.

Encontraréis más información sobre su vida y obra en la web de su fundación , podéis leer una selección de sus poesías en el portal "A media voz" ,y para ver y escuchar cantado  su "Ciprés de Silos" este vídeo donde lo musica Vicente Monera

Por último, ya que me he referido a las magníficas clases de comentarios de textos poéticos de Rosa Navarro, los que no habéis podido asistir personalmente, os podéis consolar con su libro "La mirada al texto" publicado por Ariel.

lunes, 21 de febrero de 2011

Si yo llevo corbata... tú, traje de chaqueta

(Entrada actualizada en XI-20) Este poema se escribió hace bastantes años, cuando los códigos de vestimenta en ciertos lugares eran más estrictos. Decía entonces:

"Uno no tiene nada en contra de la corbata, nada excepto que me la impongan como uniforme en algunos lugares que juegan a exclusivos. 
Y me pregunto entonces, ¿qué código de vestimenta exigen a las mujeres para acceder? Porque ahora ya no se atreven a excluirlas de estos selectos lugares, como en este Club donde escribí el poema durante una tediosa conferencia. De eso intentan hablar estos versos vestidos de ironía, de no confundir la buena urbanidad con la monótona uniformidad por mor de la exclusividad."


SI YO LLEVO CORBATA... TÚ, TRAJE DE CHAQUETA

¿Por qué me obligan a llevar corbata,
—ese signo de vana distinción
que se enrolla en el cuello de los hombres—
en algunos lugares exclusivos,
que más bien califico de excluyentes?

Por cierto, ¿y las mujeres, cómo deben vestir?
Si yo llevo corbata, tú no irás con vaqueros,
se trata de ser clásicos, pues todos;
¿yo traje...?, pues el tuyo de chaqueta

con zapatos a juego y medias de costura.
No vale pantalón que eso queda moderno,

si yo voy con corbata, tú con chaqueta y falda.

Dejémonos de bromas, “neguemos la mayor”,
ni yo usaré corbata, ni a ti te han de obligar
a vestirte de seria para no destacar,
ya somos mayorcitos para un inquisidor
y no hay que confundir la buena urbanidad
con esa rima triste
 de la uniformidad.

Ricardo Fernández Esteban ©
(de un poemario sobre las palabras, su significado y su relación con las personas)



CorbataDiccionario R.A.E. (del italiano crovatta así llamada por llevarla los jinetes croatas) Tira de seda o de otra materia adecuada que se anuda o enlaza alrededor del cuello, dejando caer los extremos.

Traje de Chaqueta: Terminología de la moda: Conjunto de vestimenta femenino, compuesto por chaqueta tipo americana y falda preferentemente estrecha




Nota del autor sobre las formas y los fondos de este poema:
Éste es un poema de tono irónico, lo que no tiene que ser motivo para olvidar las formas poéticas, que aquí combinan de endecasílabos y alejandrinos. Las dos primeras estrofas son blancas evitando las asonancias cercanas, pero en la última estrofa se juega con rimas para dar una mayor contundencia final.

Todo sea porque el poema os haya hecho reflexionar y sonreír. Al cabo de los años, en 2020, el fondo de este poema parece un poco fuera de lugar cuando bastantes normas de vestimenta se han relajado, pero cada uno tiene sus gustos y la estética también tiene su lugar en el mundo... 

lunes, 14 de febrero de 2011

Garcilaso y la poesía amorosa de los "siglos de oro"

Retrato de Garcilaso (atribuido)
La poesía amorosa de los "siglos de oro" precisa una descodificación para poder profundizar en el sentido de su contenido. Sirva como ejemplo el Soneto XII de Garcilaso de la Vega.

Cuento con la ayuda de apuntes tomados de la profesora Rosa Navarro para descifrarlo y comentarlo. Garcilaso, amigo de Boscán que introdujo el soneto italiano en España, fue quien primero dominó esta nueva forma de versificar en endecasílabos.


SONETO XII

Si para refrenar este deseo
loco, imposible, vano, temeroso
y guarecer de un mal tan peligroso,
que es darme a entender lo que no creo,

no me aprovecha verme cual me veo,
o muy aventurado o muy medroso,
en tanta confusión que nunca oso
fiar el mal de mí que lo poseo,

¿qué me ha de aprovechar ver la pintura
d'aquel que con las alas derretidas,
cayendo, fama y nombre al mar ha dado,

y la del que su fuego y su locura
llora entre aquellas plantas conocidas,
apenas en el agua resfrïado?

Garcilaso de la Vega (hacia1534)



El poema muestra el clásico "argumento de amor" a partir del "yo poético" (una máscara enamorada, no el sentimiento real de quien escribe) y de "su dama" (siempre bella, cruel y desdeñosa con su enamorado); y contiene dos alusiones mitológicas para refrendar esa crueldad y desdeño.

Los cuartetos reflejan el estado anímico del "yo poético" enamorado, que no puede refrenarse ni guarecerse ante la confusión que le produce su deseo amoroso, y no se atreve a confiar a sí mismo su mal de amores. 

Los tercetos citan ejemplos de males que el sol (la dama y su luz) le puede causar. El primero, "Ícaro" cuyas alas de cera se derritieron al acercarse demasiado al sol (desestimando los consejos de su padre "Dédalo"), lo que ocasionó su caída y muerte en el mar. El segundo, "Faetón" que consiguió que su padre "Febo" (Apolo) le dejase conducir la cuádriga del sol, y al desoír sus consejos de prudencia, provocó tal desastre que tuvo que ser fulminado por el rayo de Zeus, cayendo al río Erídano donde le velan eternamente sus hermanas (las Helíades) convertidas en álamos. 

La caída de Ícaro. J.P Gowy
La caída de Faetón. Jack van Eyck













 Este soneto es una buena muestra de ese "argumento de amor" que impregnó la poesía de los siglos de oro, pero que no debe confundirnos; el poeta suele ser un gran ficcionador, que se deja llevar por el placer estético y no refleja vivencias personales. Hay ejemplos contrarios (sobre todo a partir del romanticismo) aunque nunca debemos fiarnos del todo, porque amparado en sus licencias el poeta puede jugar en cada momento a la carta que más le interese.

En esta entrada del blog, Garcilaso, Quevedo y dos poetas actuales Clementson y Bascuñana, recrean el mito de Apolo y Dafne

Continuando con Garcilaso, su Soneto V (en el que, para llevar la contraria, no aparece ni el desdeño ni la crueldad de la dama) en la preciosa voz de  Andrea Navas. Este enlace proviene del blog Sumando voces, de Enrique Gracia Trinidad y Andrea Navas, que os recomiendo visitar y donde encontraréis poesía, teatro y mucho más... 

Para profundizar en la obra de Garcilaso os recomiendo su "Poesía Completa", editada en Austral por Juan Francisco Alcina, y para conocer de forma sencilla e instructiva la mitología clasica: "Mitos del mundo clásico" (versión libre de las Metamorfosis de Ovidio) de Rosa Navarro, publicada en Alianza Editorial.

Aquí tenéis unos enlaces a su vida y obra: La web de Garcilaso y su entrada en la Biblioteca virtual Miguel de Cervantes.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Hay que saber viajar con lentitud

(Entrada actualizada en VII-2020) Este poema se escribió en uno de mis viajes por las islas griegas, pero no acerca de alguna concreta, sino como una reflexión de cómo deberíamos viajar. Recientemente lo he incorporado al libro que acabo de publicar "Islario de pasiones" que trata del deseo de navegar los mares griegos y descubrir sus islas, dudando entre el "camino y el destino". Si os interesa podéis obtener el libro en papel en papel con un clic en Amazon.

El canal entre las islas Cícladas: Andíparos y Despotikó

Hay que saber viajar con lentitud
dejar que los paisajes derroten a las prisas,
acortar singladuras, paladear lo bello
y disfrutar en paz cada rincón.

Dar pasos, no zancadas,
parar, hacer un alto en el camino,
admirar más que fotografiar,
y saber observar en vez de ver.

Sí aprendes a viajar así, verás
el destino del viaje no es lo más importante;
lo suelen ser esas pequeñas cosas
que sólo llegarás a descubrir
cuando camines a su mismo ritmo.

Islario de pasiones.
Ricardo Fernández Esteban ©

Fotos del autor

Desde Amorgós, las Pequeñas Cícladas, Naxos, Paros y Andíparos 

En este vídeo recito este poema, aquí tenéis un acceso directo. En el resto recito otros poemas dedicados a las islas y mares griegos.



Nota: Ya que, como he dicho, actualizo esta entrada el 23 de julio de 2020, en que se celebra un postergado Sant Jordi, aprovecho para ofreceros mis libros disponibles en Amazon y sortear este semiconfinamiento que nos ha robado la fiesta de los libros y las rosas.






jueves, 3 de febrero de 2011

"La palabra es mágica" ya lleva navegando 6 meses

Ya han pasado 6 meses (y parece que fue ayer) desde que el pasado Agosto inicié esta singladura por los mares poéticos, compartiendo poemas míos y ajenos. Tenía, y tengo, dos objetivos fundamentales, facilitar el acceso a la obra de poetas que me interesan y dar a conocer parte de la mía. 

Los vientos me han sido propicios y me han permitido recalar en islas poéticas que desconocía y conocer a otros navegantes, que como yo, disfrutan ciñendo sonetos o surfeando sobre las olas del verso libre. El destino final no es lo importante, lo es el camino que nos enriquece, como dice Kavafis en esos versos tan conocidos de su Ítaca:

 
Kefalonia y la pequeña Itaca
"Mantén siempre a Ítaca en tu mente.
Has de llegar es tu destino
pero no fuerces esta travesía.
Es preferible que dure muchos años,
que seas viejo cuando fondees en la isla,
rico de lo ganado en el camino
sin esperar ya más riquezas”.

Ha sido un viaje hermoso,
sin Ítaca no te habrías puesto en marcha,
pero la isla ya no tiene
nada más que ofrecerte.

Ítaca (fragmentos). Konstandinos Kavafis


En estos 6 meses de navegación he fondeado en 25 puertos ajenos. Desde los clásicos (Lope, Góngora, Sor Juana...) a los contemporáneos (Badosa, García Montero, Aute, Sabina, Cuenca...) pasando por los que ya se han ganado una plaza a perpetuidad en el Parnaso (Salinas, Benedetti, Gil de Biedma...) Estas estancias me han permitido redescubrir paisajes olvidados o conocer otros que se me habían escapado en anteriores viajes.

También he recalado en 25 bahías propias, mostrando poemas de mi trilogía "Cuadernos de las islas griegas", del poemario digital "De museos por Madrid", del libro de rimas "Pensando en vosotras" (que publicará Sial Ediciones la próxima primavera), o de otros proyectos en marcha como el poemario sobre el significado de las palabras "Palabras entrevistas". Además, he hecho alguna incursión por otros mares, colgando algún cuento corto y alguna opinión sobre el mundo poético. 

El camino se me ha hecho corto. Será porque he disfrutado de la navegación capeando temporales o dejándome llevar por las brisas, y porque me han reconpensado vuestras visitas, que han superado todo lo previsto en número y diversidad de orígenes. Realmente el mundo es ya una aldea global, y en un instante la poesía puede rodearlo y llegar a los más intrincados destinos.

Gracias a todos. A los autores de los versos, y a los lectores, a los que ya considero amigos los conozca o no personalmente. Sin ellos la navegación no tendría sentido, porque navegar ha de ser conocer, como digo en este fragmento de un poema que os colgaré proximamente.


El canal que separa Andíparos de Despotikó (Islas Cícladas)
Un fuerte abrazo, y cuento con vosotros para mis próximas singladuras.