miércoles, 29 de marzo de 2017

La inspiración te llega trabajando

Dijo Picasso: "La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando" y otros muchos como Edison, García Márquez o Stravinsky han citado que se precisa mucha más transpiración que inspiración para innovar o crear una obra de arte. Pues de eso y de algo más va este poema, de la necesidad de conocer la tradición para innovar y de que escribir no es un juego, sino un oficio que une la artesanía con el arte. Pero uno no quiere dar doctrina, sino sólo consejos sujetos a crítica o discordancia.



LA INSPIRACIÓN TE LLEGA TRABAJANDO

Hay que tener raíces para poder volar;
raíces que no atan, que dan alas,
porque la tradición enseña los caminos.
Las rupturas precisan suelo firme
para coger impulso antes del vuelo.

Esa es la disyuntiva del poeta
—o de quien quiera ser innovador—,
para romper las normas
primero hay que sabérselas muy bien.
Escribir no es un juego, es un oficio
que une la artesanía con el arte;
no son frases en vano las que dicen:
"la inspiración te llega trabajando",
o “el primer verso es de tu musa
y tú te curras todos los demás”.
Por eso vuela alto con los pies en el suelo,
que lo uno es compatible con lo otro.

No creas que pretendo dar doctrina,
cuando se llega a estas alturas o bajuras
me tienta mucho más la heterodoxia
y a lo más que me atrevo es a dar un consejo,
si te sirve lo tomas y si no, tan amigos.

Ricardo Fernández Esteban ©, Marzo de 2017



Como he dicho al inicio, esto es sólo un consejo que admite y espera críticas u opiniones discordantes, que de todo se aprende. Si os interesa la metapoesía, o sea la poesía que trata de sí misma, aquí tenéis otras que he ido publicando en el blog.

viernes, 17 de marzo de 2017

Romance de la doncella guerrera

Conviene de tanto en tanto volver a los orígenes de nuestra poesía. Este es un "Romance viejo", anónimo, del siglo XV, del que circulan muchas versiones. Ésta es la que recoge la Antología Española e Hispanoamericana de Jose Mª Valverde y Dámaso Santos. 

Trata del tema de la doncella que va a la guerra disfrazada de hombre, de las pruebas a que la somete el enamorado hijo del rey para descubrir si es hombre o no, de su huida y del presumible final feliz cuando éste la sigue.


ROMANCE DE LA DONCELLA GUERRERA

    —Pregonadas son las guerras
de Francia con Aragón,
¡cómo las haré yo, triste,
viejo y cano, pecador!
¡No reventaras, condesa,
por medio del corazón,
que me diste siete hijas,
y entre ellas ningún varón!—
    Allí habló la más chiquita,
en razones la mayor:
—No maldigáis a mi madre,
que a la guerra me iré yo;
me daréis las vuestras armas,
vuestro caballo trotón.
—Conocerante en los pechos,
que asoman bajo el jubón.
—Yo los apretaré, padre,
al par de mi corazón.
—Tienes las manos muy blancas,
hija no son de varón.
—Yo les quitaré los guantes
para que las queme el sol.
—Conocerante en los ojos,
que otros más lindos no son.
—Yo los revolveré, padre,
como si fuera un traidor.—
    Al despedirse de todos,
se le olvida lo mejor:
—¿Cómo me he de llamar, padre?
—Don Martín el de Aragón.
—Y para entrar en las cortes,
padre ¿cómo diré yo?
—Bésoos la mano, buen rey,
las cortes las guarde Dios.—
    Dos años anduvo en guerra
y nadie la conoció
si no fue el hijo del rey
que en sus ojos se prendó.
—Herido vengo, mi madre,
de amores me muero yo;
los ojos de Don Martín
son de mujer, de hombre no.
—Convídalo tú, mi hijo,
a las tiendas a feriar,
si don Martín es mujer,
las galas ha de mirar.—
Don Martín como discreto,
a mirar las armas va:
—¡Qué rico puñal es éste,
para con moros pelear!
—Herido vengo, mi madre,
amores me han de matar,
los ojos de Don Martín
roban el alma al mirar.
—Llevárasla tú, hijo mío,
a la huerta a solazar;
si don Martín es mujer,
a los almendros irá.—
Don Martín deja las flores,
una vara va a cortar:
—¡Oh, qué varita de fresno
para el caballo arrear!
—Hijo, arrójale al regazo
tus anillas al jugar:
si don Martín es varón,
las rodillas juntará;
pero si las separase,
por mujer se mostrará.—
Don Martín muy avisado
hubiéralas de juntar.
—Herido vengo, mi madre,
amores me han de matar;
los ojos de don Martín
nunca los puedo olvidar.
—Convídalo tú, mi hijo,
en los baños a nadar.—
    Todos se están desnudando;
don Martín muy triste está:
—Cartas me fueron venidas,
cartas de grande pesar,
que se halla el Conde mi padre
enfermo para finar.
Licencia le pido al rey
para irle a visitar.
—Don Martín, esa licencia
no te la quiero estorbar.—
    Ensilla el caballo blanco,
de un salto en él va a montar;
por unas vegas arriba
corre como un gavilán:
—Adiós, adiós, el buen rey,
y tu palacio real;
que dos años te sirvió
una doncella leal!—
    Óyela el hijo del rey,
tras ella va a cabalgar.
—Corre, corre, hijo del rey
que no me habrás de alcanzar
asta en casa de mi padre
si quieres irme a buscar.
Campanitas de mi iglesia,
ya os oigo repicar;
puentecito, puentecito
del río de mi lugar,
una vez te pasé virgen,
virgen te vuelvo a pasar.
Abra las puertas, mi padre,
ábralas de par en par.
Madre, sáqueme la rueca
que traigo ganas de hilar,
que las armas y el caballo
bien los supe manejar.—
    Tras ella el hijo del rey
a la puerta fue a llamar.

Anónimo (siglo XV)


Estos romances se transmitieron oralmente hasta que fueron recogidos en algún cancionero y como os he indicado hay de ellos numerosas versiones. Como ejemplo este vídeo del grupo Mansaborá en que cantan otra de ellas. 


O esta otra canción sefardí, inspirada en este romance, que ha recorrido el mundo con los judíos expulsados de España.




miércoles, 1 de marzo de 2017

Victor Sánchez (TheVicVlogs): "Harto"

He descubierto en la red en un vídeo; un poema de protesta que demuestra que la poesía no muere, sino que revive y rebrota si está llena de fuerza.

Poco sé del autor, creo que se llama Víctor Sánchez (TheVicVlogs) y ha sido muy activo en YouTube con desenfadados vídeos. Voy a buscar más información. 
Os transcribo la letra de "Harto", pero es mucho mejor oírla en su voz.


HARTO

Puedo decir que no soy de los que se quejan,
que prefiero ganarme el cambio y cada poco cuenta;
y es por eso que quejarme hoy tanto me cuesta,
pero no hay más que pueda hacer, siento impotencia.

Estoy harto.
Harto de políticos corruptos y de bancos;
de ladrones de traje, corbata y guante blanco;
de recortes, de rescates y de embargos.
Harto de avergonzarme de ser español y de España,
de dictaduras teñidas de democracia;
rojas antes, luego azules y a saber mañana.

Pero hay cosas que detesto
—y que no cambian—, que un concejal de festejos
cobre más que un maestro,
que un catedrático de universidad o que un médico;
que nuestro sueldo mínimo no llegue a setecientos euros
y el de un diputado no baje de los tres mil quinientos.

Harto de pagarles viajes, chóferes, cenas
en restaurantes de gran lujo; y tú, mientras,
sudando sangre, trabajando, pasando penas
para poder llenar así otra vez la nevera.

Harto de coronas, de príncipes ladrones y princesas,
de reyes que acaparan maldades inconfesas.
¡Su majestad! símbolo de unidad y permanencia,
más bien símbolo de malestar y decadencia.

Me da rabia
que la gente se mueva por otras cosas,
por el Madrid, por el Barça, por la Eurocopa,
por enseñar que buenos somos a toda Europa.
Con el futbol nos engañan y nos ciegan con la roja.

Muy harto de escuchar que mil jóvenes se marchan
cada día a Reino Unido, a Noruega, o a Alemania;
que hoy en día tres carreras ya no bastan,
que hoy en día se premia la ignorancia.
Cansado de paquirrines, julianes y pantojas;
empachado de tragar tanta salsa rosa,
fulanas, chorizos, yonkis, idiotas,
de repente son ahora gente famosa.

No lo entiendo,
que todavía intenten que me trague el cuento
de que la fiesta de los toros es algo bueno;
de que matar por hobby en la plaza es algo nuestro.
¡No es mío!, eso seguro, y es triste que sea vuestro.

Harto de escudos, de porras, de cargas,
de piedras y de los que las lanzan,
de que los puños ganen siempre a las palabras
y de que al final nadie gane nada.

Estoy harto,
—podría decirlo más alto pero no más claro—
del hambre, desahucios, de robos, del paro,
de que me obliguen cada día a aguantar tanto;
y hoy ya no puedo más, hoy ya no aguanto.
Qué más da lo que diga, no cambiará nada,
me acusaran de vivir en un mundo de hadas.
No pido riquezas, ni halagos, ni otras bobadas,
sólo lo que es mío y ellos me arrebatan.

Estoy harto.

Víctor Sánchez. TheVicVlogs

Este el el vídeo donde recita el poema "Harto".




Como os he dicho, no he podido encontrar de momento mucha más información sobre el autor, salvo que nació en Barcelona en 1982 y es Ingeniero y Youtuber aficionado. Colgó este vídeo hace unos tres años en su canal TheVicVlogs donde tiene todo tipo de desenfadados vídeos, unos cuantos en formato de poema-rap. En este enlace veréis los que él califica de "Poesía"

Últimamente, parece bastante ausente y en éste video de ese título "Ausente" da algunas explicaciones del porqué.  


Adenda de julio de 2020: Pues Víctor Sánchez sigue desaparecido de las redes. Buscando he encontrado esta antología de poemas suyos con el título de Poemas de un poeta muerto, esperemos que reviva o que alguno de vosotros me sapa dar razón de él. Aquí os cuelgo una rumba suya de hace 6 años.


martes, 14 de febrero de 2017

"La cantante" de Juan Gris

La chanteuse. Juan Gris (1926)
La chanteuse (la cantante) es una pintura de Juan Gris que sólo he visto una vez al natural en el Reina Sofía. El cuadro es distinto por su color y composición al resto de la obra que conozco de ese pintor.

Gris (1887-1927) fue uno de los grandes cubistas y se mantuvo fiel a ese estilo; no obstante, la fama le llegó tarde y su obra es escasa. Dice de él Antonio Muñóz Molina en un artículo: Quién va a fijarse en Gris existiendo Picasso, existiendo Braque. Pero en él hay algo que los otros dos no tienen, y cita a Kierkegaard “La pureza de corazón de desear una sola cosa”


LA CHANTEUSE

Juan Gris,
cubismo estricto, obra escasa e inmensa,
querencia por el gris, más que un pseudónimo
en esa arquitectura plana de sus cuadros.
Pero siempre que vuelvo a este museo
añoro “La cantante”,
la llamarada en rojo,
que sólo vi una vez al natural,
cuando me pregunté
si fue una prueba en la paleta del pintor
o surgió la pasión al final de su vida.
La respuesta fue rápida
porque un color en Gris nunca ha de ser
un pigmento al azar.


De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban ©


Esta obra de Juan Gris (José Victoriano González Pérez) pertenece a la Fundación Teléfonica y ha sido cedida al Museo Reina Sofía, aunque como he dicho yo sólo la he visto colgada en sus salas una vez hace años. Aquí podéis acceder a las obras de Gris en la Colección del Museo 

Al colgaros este poema he recordado que tengo pendiente la actualización de mi poemario digital De museos por Madrid. Este libro recoge poemas inspirados en algunos de los cuadros que he ido contemplando en mis visitas a esos museos y permite acceder a esas obras de arte. Me pongo por la labor porque lo prometido es deuda. 

miércoles, 1 de febrero de 2017

Leopoldo Alas Mínguez

Leopoldo Alas Mínguez (Arnedo, Logroño 1962 - Madrid 2008) escritor y poeta desaparecido prematuramente. Vicente Molina Foix reprodujo en un obituario en El País un fragmento de Los Andenes, que escribió a los 18 años, como muestra de su temprana lucidez poética.

Los trenes sólo pasan / cuando no se los espera, y nos sorprenden: / hay que agarrarse a los trenes con las uñas / cuando pasan por delante, / aunque te den la espalda, / hay que montarse en marcha / porque los trenes no paran, / eres tú el que estás parado / con la maleta cerrada


Os copio dos de sus poemas de amor de su poemario La posesión del miedo.  para que comprobéis que un poema de amor no tiene por qué ser cursi y puede utilizar un lenguaje simple a la vez que potente.


RAZÓN DE AMOR

No es sólo la pasión de los abrazos,
la saliva, el aroma, el vértigo, los besos
o el plácido desvelo de la ausencia.

Mi amor es la fábula y la trama,
el relato interior que sigue a cada encuentro,
la glosa que acompaña los adioses,
el minucioso examen de las frases
y el eco que tu voz le pone a mi silencio.

Mi amor es ser feliz y no engañarme
anticipando el daño del negro desengaño,
cuando el sexo se esfume en el recuerdo
remoto y resentido de un orgasmo.
El consentir la calma en las mareas
y atesorar las horas y los días
de la fiesta de luz que celebramos,
del banquete voraz de los sentidos.

Y abolir la frontera de los cuerpos,
detenernos, subiendo la escalera,
a besarnos en todos los peldaños.

Leopoldo Alas (La posesión del miedo) 1996


PASIÓN DE AFECTO

En el amor fatal no brilla el pensamiento.
La mente se coagula cuando la sangre estalla.
Vuelve sombrío el ingenio y sin gracia
la fatuidad fanática del fuego.
Yo creo en un amor clarividente,
una efusión borracha de prudencia,
el fruto que se alcanza, las fuentes del desierto.

El riesgo y la pasión están en el afecto,
en un miedo común al abrazarse.
Dormidos, compartir el mismo sueño.
Despiertos, afilar las diferencias.
Amor que no se abisma ni se engaña,
amor que se resuelve en transparencia.

Leopoldo Alas (La posesión del miedo) 1996


En este enlace podréis acceder a una antología de sus poemas publicada en A media voz. Y, por si os animáis a leerlo más, aquí tenéis las portadas de algunos de  sus libros de poemas.





martes, 17 de enero de 2017

Mi "Poética"

Esta "poética" inaugura los recitales, los Poliedros poéticos, en que he recorrido los distintos géneros poéticos en los que he escrito. Si queda en recital o me animo a publicarla en una antología con este título es algo que el tiempo, que es buen consejero, decidirá. De momento, aquí está a modo de explicación y, como siempre, sujeta a comentarios o críticas.


POÉTICA

En esta tentativa de “poética”
intentaré explicar con brevedad
qué implica para mí la poesía,

pues creo bueno que el lector conozca
el arcano que rige mi escritura.

Cuido la forma métrica, envoltorio
que debe realzar al contenido,
pero a veces me siento heterodoxo
y evito depender de la aritmética
cuando existe un conflicto con la estética.
Si hay que rimar se rima y no desdeño
un cierto soniquete en el poema,
pero también practico el verso libre
si el ritmo lo distingue de la prosa.

Toco variados temas, pues la lírica
no es el único género poético;

discurro por la épica o dramática,
la elegía que duele publicar,
la écfrasis de un cuadro o de un paisaje,

la busca de mi “islario de pasiones”
dudando entre el camino y el destino,
el pensar en vosotras, las reales
o aquellas que inventé por escribir,
la crítica al político mendaz

mezcla de posverdad y consumismo,
la "metapoesía", tan ególatra
que se cita a sí misma "verso a verso",
o cualquier otro asunto que "me ponga".

Rechazo ser dogmático. La duda
reafirma la condición humana,
pero si toca seriedad se tiene,
y si se tiene que gritar se grita.
Como Celaya, creo que el poema
es un arma cargada de futuro:

hay disparos directos hacia el alma
en que los versos rompen los blindajes,
y otros, más terrenales, van al cuerpo
disfrazados de sátira o de humor.

Siempre creeré que “La palabra es mágica”
—al transformar sonido en sentimiento—,
pero nunca es autónoma, le manda
esa voz que la crea, la del bardo.
Todo puede valer, si quien lo hace
no engaña y es honesto al escribir,
por más que use el sarcasmo o la invención
describiendo vivencias no vividas.
¿Por qué ha de ser veraz la poesía,
si con ser verosímil ya se basta
para hacernos sentir y emocionarnos
con lágrimas, con risas o con gozos…?

Y ya que no fui breve, en penitencia
os resumo el poema en sólo un verso:

Pasión, es para mí la poesía.

Ricardo Fernández Esteban ©


En este metapoema (que trata de sí, de mi poesía) está la teoría, la práctica la encontraréis en mis libros o en este propio blog. Como guía puede serviros la página dónde explico cómo navegar por los contenidos del blog, otra que incluye el índice de mi poesía, o en las etiquetas que la clasifican situadas en la parte baja de columna derecha .

Y por aquello que la palabra debe de ser escuchada, aquí me tenéis recitando este poema. Y en este enlace podéis a acceder a otros vídeos en que recito mis poemas.



lunes, 2 de enero de 2017

Gabriel Celaya

Gabriel Celaya (Hernani, 1911 - Madrid, 1991). Poeta de la generación literaria de posguerra y uno de los más destacados representantes de la denominada poesía social. Paco Ibañez, cantando su "La poesía es un arma cargada de futuro", ayudó a que muchos nos interesásemos en su obra. 

No todo el mundo está de acuerdo en esa convivencia de música y poemas, pero yo creo que ha sido una magnífica puerta para descubrir mundos poéticos y todo lo que se haga para popularizar la buena poesía es positivo.

Aquí tenéis dos de sus poemas:


LA VIDA, AHÍ FUERA

Esa vida que no es mía y me rodea,
el misterio de la muerte, lo que llamamos la muerte
y el misterio de la vida siempre abierta,
lo que llamamos la vida
en el árbol, en las nubes y en el agua,
y en el viento y en el mundo que es quien es sin ser humano,
y en la inmensa transparencia que no se dice, se muestra
en eso que busqué tanto y ahora encuentro regresando:
La infancia, quizá, la infancia, nuestro final seguro,
nuestro cuento, nuestro canto, nuestra mágica conciencia:
El total de lo sin fin y de la vida abierta.

"Poemas órficos", 1978. Gabriel Celaya.


DEDICATORIA FINAL (Función de Amparitxu)

Pero tú existes ahí. A mi lado. ¡Tan cerca!
Muerdes una manzana. Y la manzana existe.
Te enfadas. Te ríes. Estás existiendo.
Y abres tanto los ojos que matas en mí el miedo,
y me das la manzana mordida que muerdo.
¡Tan real es lo que vivo, tan falso lo que pienso
que -¡basta!- te beso!
                               ¡Y al diablo los versos,
y Don Uno, San Equis, y el Ene más Cero!
Estoy vivo todavía gracias a tu amor, mi amor,
y aunque sea un disparate todo existe porque existes,
y si irradias, no hay vacío, ni hay razón para el suicidio,
ni lógica consecuencia. Porque vivo en ti, me vivo,
y otra vez, gracias a ti, vuelvo a sentirme niño.

"Función de uno, equis, ene", 1973. Gabriel Celaya

En esta web de la Diputación Foral de Guipuzkoa encontraréis su biografía, bibliografía y mucha más información, además de algunos de sus poemas. Y en A media voz otra selección más amplia de sus poemas.

He citado al inicio su La poesía es un arma cargada de futuro y a Paco Ibañez y aquí los cuelgo en un vídeo para que podamos recordarlo:


Este vídeo es de hace pocos años y la voz le flaquea algo a Paco Ibañez, pero no el sentimiento y la fuerza con la que canta este poema. Aquí tenéis la letra del poema

martes, 20 de diciembre de 2016

Pablo Milanés. La vida no vale nada: ¿un poema, una canción?

Pablo Milanés (Bayamo, Cuba, 1943) es compositor, guitarrista y cantante o sea cantautor, pero por qué no llamarlo también poeta. ¿Cuál es la diferencia entre una buena letra de canción y un buen poema?, ¿enriquece la música al texto? Sobre esto hay distintos pareceres y el reciente Nobel a Dylan ha ampliado la polémica.

Yo opino
 que si la letra es buena, la música la acompaña y se canta bien, todo suma, porque la poesía es generosa y ampara diferentes estilos e interpretaciones. Aquí tenéis un ejemplo: 


LA VIDA NO VALE NADA

La vida no vale nada
si no es para perecer
porque otros puedan tener
lo que uno disfruta y ama.

La vida no vale nada

si yo me quedo sentado
después que he visto y soñado
que en todas partes me llaman.

La vida no vale nada
cuando otros se están matando
y yo sigo aquí cantando
cual si no pasara nada.

La vida no vale nada
si escucho un grito mortal
y no es capaz de tocar
mi corazón que se apaga.

La vida no vale nada
si ignoro que el asesino
cogió por otro camino
y prepara otra celada.

La vida no vale nada
si se sorprende a otro hermano
cuando supe de antemano
lo que se le preparaba.

La vida no vale nada
si cuatro caen por minuto
y al final por el abuso
se decide la jornada.

La vida no vale nada
si tengo que posponer
otro minuto de ser
y morirme en una cama.

La vida no vale nada
si en fin lo que me rodea
no puedo cambiar cual fuera
lo que tengo y que me ampara.

Y por eso para mí
la vida no vale nada.

Pablo Milanés

En este vídeo Pablo Milanés canta este poema en 1984 en Buenos Aires:


Y en este otro casi 30 años después lo canta en Cartagena (Colombia)


Por si queréis saber más sobre el autor, os dirijo la web de Pablo Milanés donde encontraréis letras y vídeos de sus canciones, junto con mucha más información.


Posdata: Victor Villoria me recuerda el disco de Milanés en que canta poemas de José Martí como un ejemplo se esa simbiosis de letra y música bien interpretada. Os dejo acceso a una "Yo soy un hombre sincero" y a las letras de los poemas de Martí que canta Milanés.




jueves, 8 de diciembre de 2016

Poema de Navidad


Ya se acercan otra vez los tiempos navideños y con ellos el poema que envío cada año a los amigos. Los que me conocéis, sabéis que es crítico con lo que no me gusta, utópico por lo que me gustaría y que me suelo repetir bastante.

Sí, me repito, soy crítico y utópico, pero qué queréis que diga en estos tiempos en que cada vez veo más lejanos los ideales precisos para mejorar, por encima de razas y naciones, nuestro pueblo que es la humanidad.


POEMA DE NAVIDAD 2016

Ya se acerca otra vez la Navidad
y con ella este verso que no es obligación,
siempre ha sido un placer remitirlo al amigo     
y a la vez la utopía de que cambie este mundo,
por más que me repita en la palabra escrita.           .          

No adoro a ningún Dios, mas tampoco rechazo
lo bueno que en su nombre hacen algunos,
pero lanzo anatema contra quienes
usan su nombre en vano en contra de otros hombres.
Y en cuanto al cielo,
mejor crearlo acá, que ir a buscarlo al más allá.

Ataco al consumismo, que domina estas fiestas;
debería trocarse en mejorar la vida
de tantos semejantes, que malviven
en lejanos países, huyendo de las guerras,
o en nuestras propias calles adornadas.

Recelo de los pueblos excluyentes
y más de quienes hablan en su nombre
levantando fronteras de alambre o de nación.
Proclamo sólo a uno: el pueblo humano
por encima de razas, creencias y culturas.

Y te lo digo a ti, y me lo digo a mí,
que esto no quede sólo en un poema,
que las palabras sean armas cargadas de futuro,
porque sumando pasos se llega al infinito.

Y ya que es Navidad digamos todos juntos:
Brindamos por nosotros, por la gente querida,
por familia y amigos, por los que ya no están,
por los desconocidos, por los que tanto dan
y porque la utopía haga mejor la vida.


Ricardo Fernández Esteban ©




Aunque sea crítico con estas fiestas, a las que les queda poco de espíritu navideño y mucho más de consumista, es verdad que sirven para reunirse con las personas de nuestro entorno y para contactar con aquellas a las que no vemos habitualmente.

Por ello, aprovecho la ocasión para desearos lo mejor, tanto a los que os conozco personal o virtualmente, como a aquellos que no y que encontréis este mensaje navegando por la red.

Un fuerte abrazo.

Ricardo Fernández



Aquí tenéis los poemas de Navidad que he publicado desde 2010.