sábado, 16 de noviembre de 2013

¿Es esto un soneto?

Se puede ser satírico sin ser cínico. Eso pretende este pseudosoneto, que no va en contra de nadie y si alguien se siente aludido por algo será. El poema busca ser un divertimento que reivindica la sátira y el humor como un género poético que no excluye a los demás y al que le gustaría no ser excluido; pero como "lo cortés no quita lo valiente" alguna verdad dice, ¿o no es así? 



¿ES ESTO UN SONETO?

¿Tiene sentido hacer
sonetos en el siglo veinte y uno?
¡Y yo que sé!; de entrada no presumo,
pues si esto es un soneto está por ver!

Escribo para ti, rechazo ser
un faro cultural de nuevo cuño;
prefiero ser juglar, que sobra orgullo
y nos falta poética, ¡joder!

Si disfrutas oyéndome, me basta.
Persigo el buen común por denominador
y, por pasar, me paso por el forro a la casta
que confunde la esencia con lo críptico.

Tenerte aquí conmigo es un honor,
aunque nos dejen fuera de su "Parnaso artístico"
esos que van de míticos
y no llegan a más que a tostonazo
con poemas en criptogatillazo.


Ricardo Fernández Esteban ©


¿Es esto un soneto? Tiene 17 versos, 14 más un estrambote, juega con heptásílabos, endecasílabos y alejandrinos, y se permite unas rimas en consonante y otras en asonante. Además, añade la licencia del "veinte y uno" (sic) para forzar la diéresis y, para rematar, separa las estrofas según le conviene a la sintaxis. 

Respecto al tema, abundando en lo dicho al inicio: no va contra nadie en concreto, y reivindica que todos los géneros poéticos son posibles si son honestos, no buscan dar gato por liebre y no son excluyentes. Si, además, ha conseguido una sonrisa vuestra "miel sobre hojuelas". La palabra es ahora vuestra, si queréis opinar sobre el fondo o la forma.

Como esto en un "metapoema", o sea un poema que trata de la poesía, aquí tenéis otros metapoemas colgados en el blog.

8 comentarios:

Alex dijo...

Pues para mí es un poema sonetizante con un punto de humor y una crítica soterrada, o no tanto, a esos poemas que sólo entiende quién los escribe (o ni eso) y que aplauden algunos que tampoco entienden pero quieren dar a parecer que sí.

ospasos dijo...

Hombre, para mí, como dice Alex, es más bien un poema sonetizante. Es más, ¿por qué someterse a una forma tan rígida como el soneto? ¿Por qué meter tu poema en una categoría clasificada? Di que es una forma “ricardiana” inspirada en el soneto, o acuña un nombre para reconocer tu esfuerzo. Que conste que es una forma que a mí me gusta mucho y de la que defiendo su pureza, pero es defecto de fábrica… casi veinticinco años escribiéndolos… es lo que provoca. Te dejo mi declaración de principios sobre el tema, para lo que pueda servir: http://estonoesyugoslavia.com/2012/04/16/como-se-escribe-un-soneto/

Anónimo dijo...

Pues eso, que si te lo pasas bien haciendo cosas así, pues que muy bien, Pero dime: ¿por qué quieres llamar soneto a esta composición tan sin reglas? Lo de los 14 versos es verdad (con su estrambote).
Pero nada más. Eso sí, parece que te diviertes, que no es poco.
Un abrazo.
Ángel.

X.M.C. dijo...

Ha estat un bon inici per a un diumenge plujós. Punt de "tot una mica". Felicitacions !!!!

marisa dijo...

Divertido sí que lo es.

Un abrazo

Rafael Lopez Perusquia dijo...

Saludos creo que es provocativo y claro desde el principio, el tema es si lo rígido o las reglas en la escritura son hoy tan llamativas como lo fue el soneto en su momento, yo creo que el escritor que logra ser libre entre las reglas es un gran poeta y escritor, tanto que el lector sin darse cuenta este leyendo un soneto.

Leah Marr dijo...

Que me ha gustado muchísimo. Sea lo que sea, norma o ruptura, regla o desquicio, esta lleno de vida. De esa vida que lleva la poesía vanguardista. Un saludo cordial ❤

Yhedra Yhomisma dijo...

Bueno.... algo se parece aun soneto... más o menos... Y esto te lo dice una que ha escrito bastantes y a la que también le gusta hacer experimentos varios con ellos .Jajajaj!!! besos