Mostrando entradas con la etiqueta Mi Pensando en Vosotras. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mi Pensando en Vosotras. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de enero de 2018

Se acabó lo de golfo y zalamero

Unas rimas con formato de soneto que anuncian la retirada de la "mala vida" del protagonista de "Pensando en vosotras". Él, que tanto abusó de ser poeta y regaló sus versos por doquier, cae feliz gritando: "Soy sincero, se acabó lo de golfo y zalamero". Creedlo o no, porque quién se puede fiar de un poeta...




SE ACABÓ LO DE GOLFO Y ZALAMERO


Yo que tanto abusé de ser poeta
y engatusé con versos por doquier,
al verte decidí cambiar de meta 
en mi loco camino del querer.

Prometo que esto es cierto, no una treta,
te aseguro que nada has de temer,
este golfo que actuó como un veleta
aspira sólo a ser tu “chevalier”.

Eres mi única musa, mi estandarte,
y me rendí ante ti, cuando impotente
evité utilizar zalamerías
como señuelo para conquistarte.
Caigo del pedestal para esa gente
que ya no elogiará mis correrías
con malas compañías.

Caigo feliz gritando: “Soy sincero,
se acabó lo de golfo y zalamero”

Ricardo Fernández Esteban ©


Hay libros que nunca se acaban de escribir. Éste se publicó hace 7 años, pero ha seguido creciendo y cambiando, como crecen y cambian las personas. Quizá se acerca el momento de volver a presentarlo en sociedad... el tiempo lo dirá... 

De momento en el blog hay más de una veintena de poemas con sus nuevos ropajes, y aunque el libro está descatalogado yo sé como se puede conseguir.

sábado, 23 de enero de 2016

Declaración de pleitesia

Esta pleitesía es un juego de rimas que escribí hace mucho tiempo, rimando por derecho y por revés, por hacer mano o por retar en un quiebro a tanto ripio que corre por el mundo. Aunque quizá, buceando entre la niebla del olvido y el deseo de lo que pudo ser y no fue, tuvo otro origen y quiso recuperar lo ya perdido con palabras en vez de con hechos. Pero, ¡qué importa ya!, aquí está y que cada uno lo juzgue o critique como le parezca. 



DECLARACIÓN DE PLEITESÍA

Me pides poesía y yo, tu servidor,
te rindo pleitesía y empiezo la labor,
¡ojalá que mis ripios se conviertan en versos! 
Después de tantos sitios que me fueron adversos, 
me refugio en tus ojos, en toda tu hermosura, 
y acato tus antojos, tu paz y tu locura. 


 Me pides poesía, dices que no te escribo,
que ya no es como antes cuando tanto lo hacía;
y yo, que cada día soy de ti más cautivo,
con palabras galantes te hago una pleitesía

que a mí me encantaría que fuese de recibo:
Hay poemas brillantes de estructura vacía,
pero que ganaría si escribiese a lo divo
mil versos arrogantes, si con ello —alma mía—

con premios te perdiera y aunque me dieran fama
tú —mi amor— me olvidaras, tú que eres la primera,
mi luz, mi primavera, la reina de mi cama.

Si tú no ya no me amaras, tan sólo te pidiera
que me fueras sincera. ¡Siempre serás mi dama,
y en oscuras o claras, la mejor compañera!


Ya ves, harto de rima, te pido ser querido
luchando por tu estima, temiendo por tu olvido.


Ricardo Fernández Esteban ©


Estas rimas pertenecen a mi poemario Pensando en vosotras publicado hace ya cinco años. Aquí tenéis más información del libro y una serie de poemas publicados en el blog.

Respecto al poema, se aceptan y piden comentarios, tanto de las fronteras entre el ripio y la rima, como lo que cito de "hacer mano rimando", de la vigencia de los poemas rimados en el siglo XXI, de la realidad o ficción en los contenidos poéticos, etc.

sábado, 11 de octubre de 2014

Quise que fueras mi mejor amante (en homenaje a Sor Juana Inés de la Cruz)

Este poema se debe a un homenaje que un grupo de poetas hicimos a uno de nuestros sonetistas preferidos, en que mantuvimos las palabras finales de los versos de uno de sus sonetos y cambiamos el resto del texto, pero de forma que guardase relación con el tema original.

Yo escogí a Sor Juana Inés de la Cruz y su soneto Al que ingrato me deja. Espero que a ella, la mejor literata de lengua española del barroco, que se denominaba así misma monja tibia y que fue una feminista avant la lettre, no le hubiera desagradado este contrapunto poético.


QUISE QUE FUERAS MI MEJOR AMANTE

Quise que fueras mi mejor amante; 
mas sólo has sido la mujer ingrata,
aquella que disfruta si maltrata
a quien por ella siente amor constante.

Por qué tu corazón, duro diamante,
de forma tan cruel a mí me trata;
no te das cuenta, amor, de lo que mata
tu desprecio de altiva triunfante.

Abandónate y cede a mi deseo,
destierra todo resto del enojo,
piensa que por mis ojos aún te veo

como una excelsa diosa a la que escojo.
Pero decide pronto, que este empleo
caduca cuando tiendas a despojo.


Ricardo Fernández Esteban, tomando las palabras finales de los versos de un soneto de Sor Juana Inés de la Cruz

Si queréis leer el soneto original, Al que ingrato me deja, busco amante, y más sobre la vida y obra de Sor Juana, os dirijo a una entrada que le dediqué en este blog

sábado, 17 de mayo de 2014

Medias tintas

Rehago esta entrada en julio de 2016, en recuerdo de los recitales El Deseo. Voz a voz de poeta y cantautor, efectuados al alimón con mi buen amigo y cantautor Jordi Albero. El último fue en la primavera de 2014 y esperamos volver a convocaros el próximo otoño. 

Como muestra, uno de los sonetos que recité en el último y que navega entre el humor y la seducción. Luego os explico de dónde surgió la idea, porque como supongo que sabéis se dice que un verso lo sugiere la musa y el resto se los curra el poeta.


MEDIAS TINTAS

Quejándote de mí, con toda la franqueza,
dijiste: Basta ya de tantas medias tintas,
yo busco explorador, no un vulgar cagatintas;
y si hablamos de medias, ten la total certeza

que sólo me interesan con liga y seducción,
o sea que decide, lo tomas o lo dejas.

Me colgaste el teléfono, y esa lluvia de quejas
por lo que te interesa despertó mi pasión.

Desde que te escuché, no pienso en otra cosa
que escribir un soneto debajo de tu espalda;
caligrafía en piel, donde cubre tu falda
y descubre la seda que antes fue mariposa.

Ya se acaba este verso, con él la teoría,
pasemos a la práctica: ¿en tu casa o la mía?


Ricardo Fernández Esteban ©


Iniciamos los Voz a voz en el 2011 en el Horiginal del Raval, seguimos en el 2012 en el Habana- BCN de la Barceloneta, el 2013 en el Tastam Café de Sant Gervasi (donde se grabó el vídeo que adjunto) y en el 2014 en Sant Anastasi del Port de Badalona.  Después de un pequeño descanso creemos que ya toca volver a convocaros el próximo otoño. Aquí podéis volver a ver más información sobre El Deseo.  



Respecto al soneto, la idea inicial proviene de un juego de palabras respecto al significado de "medias tintas" y el comentario de que "yo nada de medias tintas, las medias sólo me interesan con ligas y para seducir" que leí en Facebook, cuando una amiga desconocida decía que otra no la había defendido suficientemente ante los ataques de un acosador virtual de los que proliferan por las redes sociales. 

De ahí en adelante la responsabilidad ya es mía. Como supongo que sabéis, porque lo repito bastante, creo que casi todos los temas caben dentro del paraguas poético si se etiquetan bien y no pretender engañar. Pues esto es un soneto alejandrino de estructura inglesa, con contenido festivo que mezcla humor y deseo, y que no pretende ser veraz pero sí verosímil.




domingo, 15 de septiembre de 2013

Esperando el "Puente aéreo"

Después de mi anterior entrada que trataba un tema triste os prometí algo mas desenfadado y aquí está: Las reflexiones de un viajero frecuente del puente aéreo Madrid-Barcelona mientras espera el regreso a casa.

La poesía
 puede albergar dignamente distintos contenidos, siempre que en la etiqueta lo indique y no llame a engaño. Este soneto con estrambote busca la sonrisa o la complicidad del lector, y no pretende hacerse un hueco en el Parnaso literario, pero sí reivindicar que los poemas no tienen que ser siempre trágicos o líricos.


ESPERANDO EL PUENTE AÉREO

Ayer en Madrid —en el aeropuerto—
estuve observando complejas presencias,
la diversidad de las apariencias
que un lugar de paso pone al descubierto.

Un grupo volvía de oír un concierto.
Un hombre —con cara de pocas vivencias—
contemplaba absorto suaves transparencias
de hermosas señoras con escote abierto. 

Un viejo dormía. Un niño lloraba.
Un ejecutivo llamaba a su empresa,
y luego a su amante a la que citaba

diciendo: hay pernocta, ¿qué tal la sorpresa?;
mientras, de reojo, a otra controlaba

de aspecto imponente, toda una tigresa.

Y hay quién —como yo— va de simple oyente,
pensando: otro día esperando el puente.

Letanías de un voyeur. Pensando en vosotras.
Ricardo Fernández Esteban ©

En este enlace encontraréis una antología de este poemario 

sábado, 18 de mayo de 2013

Cuanto más te quiero...

          Soneto de ritmo difícil y cambiante, como lo era ella.


Cuanto más te quiero, más solo estoy.
Cuanto más te olvido, más te recuerdo.
Sé que no podré saber dónde voy,
pues, por más que busco, siempre te pierdo.

Cuando más te niego, más quiero verte.
Cuando digo no, suspiro en un sí;
y, por no aceptar que duele perderte,
es un “déjà vu” mentir sobre ti.

Intento consolar mi soledad
con un sinfín de historias sin futuro,
porque tengo por única verdad,

por lo más claro en este mundo oscuro,

saber que, sin tenerte, soy un hombre
que sigue suspirando por tu nombre.


Misterios de dolor. Pensando en vosotras.
Ricardo Fernández Esteban ©


Éste es un soneto difícil, como le fue difícil la protagonista al narrador. Debo recordar que en este poemario, "Pensando en vosotras", el autor se distancia de su personaje, apelando a que la poesía puede ser de ficción y que todo parecido con la realidad es mera coincidencia. Pero nunca se sabe, porque los poetas suelen mentir aunque proclamen la verdad.

La dificultad del soneto (de estructura inglesa, con tres serventesios y un pareado final) proviene de que las dos primeras estrofas tienen un ritmo poco usual, basado en la tonicidad de la 5ª sílaba (en este caso apoyada por la 7ª), que se denomina de antigua gaita gallega, y que no puede entremezclarse con los endecasílabos normales sustentados en tonicidades en 4ª, 6ª u 8ª sílaba ya que entonces se pierde la musicalidad.

Algunos tratadistas tampoco aceptan este tipo de versos, aunque no se mezclen con otros y sean todos tónicos en 5ª, ya que dicen que no les suenan bien. En este soneto, además, el asunto se complica ya que el tercer serventesio y el pareado final tienen ritmos normales, y se produce un cambio de musicalidad entre la primera y segunda parte del poema.

En todo caso, para asuntos de técnica tengo la página "Vamos a hablar de métrica", y ahora lo que me interesa es vuestra opinión como lectores, ya que la poesía ha de estar hecha para el disfrute de quien la crea y quien la lee. Por eso, os pido vuestra opinión para salir de dudas de si escucháis o no un buen ritmo poético y una musicalidad coherente en estos versos. A mí me suena bien, ¿y a vosotros?

sábado, 2 de febrero de 2013

Donde hay hijo no hay amante

La poesía no tiene que ser siempre seria, lírica, dramática o esencial, ni buscar en lo más profundo del sentimiento del autor lo que le desgarra el alma. Creo que la poesía puede acoger en su seno a todos los géneros y quiere sumar más que restar mientras no se dé gato por liebre o, aún peor, se caiga en la cursilería o en la pedantería.

Por eso, este soneto entre humorístico y satírico intenta acercarse a la vida real buscado sonrisas o complicidades, pero no intenta dar doctrina ni ascender a las cumbres del lirismo, que para eso ya hay otros momentos y obras.



DONDE HAY HIJO NO HAY AMANTE

                             Una madre lo es por encima de todo,
                  y antes hace de chófer que busca su acomodo.

Aunque no te lo creas eres mi poesía,
aunque siempre critiques que todo sea ficción,
aunque me recrimines ausencia de emoción,
aunque no reconozcas que por ti cada día


hasta lo que no tengo al diablo vendería,
si así me asegurase conseguir tu pasión.
Si ya ves que hasta admito que me des un plantón,
porque tú antes que amante eres madre que haría

por un hijo mimado, que ha perdido el carné,
cualquier cosa que pida por mucho que me digas
que ya es hora que el niño se las arregle solo.

Por eso, no me engañes, tú sabes que yo sé
que tu prioridad, por la que te prodigas,
es sangre de tu sangre, es ese pipiolo;

y a mí sólo me queda el protocolo
de pedirte otro turno fuera de lo corriente
que “lo cortés no quita dejar de ser valiente”


 Ricardo Fernández Esteban ©


En esta etiqueta del blog encontraréis otros poemas de este tono, la mayoría pertenecientes a mi libro Pensando en vosotras.

sábado, 20 de octubre de 2012

¿Seguimos discutiendo...?

Un soneto alejandrino de mi libro Pensando en vosotras que busca una sonrisa o la complicidad en aquel lugar del tiempo antiguo donde los sueños se entremezclan con las realidades, y no sabemos cuanto hay de verdad y cuanto hay de lo que pudo haber sido y no fue.


¿SEGUIMOS DISCUTIENDO...?

                           Me encanta que sigamos discutiendo, eso quiere decir que no nos aburrimos. Si
                           nos ponemos de acuerdo o no, es lo de menos; ya congeniamos en otras cosas.
                         
Me gusta discutir contigo de política
aunque no nos pongamos casi nunca de acuerdo,
perdona que te diga que vas de monolítica,
no atiendes a razones, enloqueces a un cuerdo.

Y hablando de locura, a fe que apocalíptica,
la que siento por ti. Cariño no recuerdo
alguien mejor que tú. ¿Cómo hacerte una crítica
si en negocios de cama pareces jesuítica?

Piensas siempre que el fin justifica los medios,
y a mí ya me va bien, me encanta discutir
por llevarte la contra en nuestros intermedios.

Contigo uno tertulia y el placer de sentir
como vibra tu piel cuando sientes mi asedio,
cuando bajas la guardia, cuando escoges vivir.


Cielo mío, te vuelvo a repetir:
Discutir de política me parece estupendo,
mientras que en el amor vayamos de refrendo.

Ricardo Fernández Esteban ©

Refrendo: Diccionario R.A.E: 4 (coloq.) Volver a ejecutar o repetir la acción que se había hecho. 

Estructura del poema: Este soneto alejandrino con estrambote tiene una rima poco ortodoxa en el segundo serventesio, al repetir -ítaca, pero se lo disculparemos porque el tema es bastante heterodoxo.


Aquí tenéis información y una antología de este libro de rimas Pensando en vosotras. Si queréis más y no lo encontráis en las librerías, ya que la distribución es bastante mala, me lo podéis pedir directamente a: ricardo@lapalabraesmagica.com 


domingo, 8 de julio de 2012

Una mujer morena, que ríe, me fascina


Este soneto de verano, de mi libro de poemas con rima Pensando en Vosotras, se escribió hace años en una tumbona de una piscina junto al mar. 

Por desgracia, fue un soneto de oficio ya que no tuve la suerte de oír la risa de una seductora mujer morena que me alegrase la aburrida tarde.

Aquí tenéis más información y una antología de ese poemario. Si queréis el libro y no lo encontráis en las librerias, ya que se editó hace unos cuantos años y es posible que esté descatalogado, me lo podéis pedir en: litera.ricarfer@telefonica.net 



UNA MUJER MORENA, QUE RÍE, ME FASCINA

Verano por la tarde descanso en la piscina,
el sol, el mar al fondo, la paz y la tumbona,
varios niños jugando debajo de una lona,
el aire está cargado, un día de calina.

Una mujer morena, que ríe, me fascina
por su porte, su gracia, su tez y su persona.
Oigo decir con sorna: Pues mira no es tan mona,
y distingo la voz de mi horrible vecina.

Me giro contemplando a la fea infractora,
la bruja que murmura con comentario altivo:
Pues no sé que le ven, tiene cara de mora.


Y yo, que nunca he sido un defensor de nada,
me indigno, me revuelvo, dejo de ser pasivo,
respondiendo a la fea: Y tú de mal follada.


de "Pensando en Vosotras"
Ricardo Fernández Esteban ©

lunes, 13 de febrero de 2012

¿Es ciego el amor...?

Este poema pertenece a los Misterios de dolor de mi poemario Pensando en vosotras. Está allí porque: si no queda dolor, es que antes no hubo amor. Y esa frase, más que una rima, es un lamento que refleja la derrota de la razón en su lucha con la pasión.



¿ES CIEGO EL AMOR...?

(Se dice que el amor es ciego y lleva de lazarillo a la locura. 
Debe de ser verdad porque, a pesar de todo, dejaría todo por ti.)


Cada vez que te veo soy consciente
de que te sigo amando, que soy tuyo,
que mi cuerpo palpita dependiente
y mi oído enloquece con tu arrullo.

En estas cosas del amor, la mente
no debe decidir; sólo el murmullo
que oye mi corazón es suficiente,
es sinfonía en medio del barullo.

Ya sé que fracasamos muchas veces
y si dejo que rija la razón,
el veredicto nos será contrario:

“Tanto dolor superará con creces
los escasos momentos de pasión.
Convertirás tu vida en un Calvario”

No importa, mi sagrario,

porque "el amor es ciego y no te extrañe
que la locura siempre lo acompañe
".

Misterios de dolor. "Pensando en vosotras"
Ricardo Fernández Esteban ©


Al autor siempre le gusta tener la opinión de sus lectores y os anima a ello, ya que es bueno que el camino poético es bueno sea en compañía. Un poema no tiene por qué reflejar la realidad, sino basta que se exprese con una cierta veracidad

Aquí tenéis otros poemas de "Pensando en vosotras" publicados en el blog y, por si sois adictos al género, el apartado donde se recogen los poemas de amor de esta bitácora.


domingo, 30 de octubre de 2011

Se me secó el amor


Este bolero cierra los recitales de El Deseo. Voz a voz de poeta y cantautor, en los que Jordi Albero y Ricardo Fernández entrecruzamos nuestras voces uniendo poemas y canciones sobre ese sentimiento. La letra es mía, y gana mucho con la música y la voz de Jordi.

El próximo, os esperamos.


 SE ME SECÓ EL AMOR (Bolero de amor, desde el desamor)

Se me secó el amor de ofrecer tanto
y nada de tu parte recibir,
prefiero que dejemos ya de vernos
después de tantos años de sufrir.

Lo peor es que sé que me querías,
que tu actitud fue culpa de los celos,

¿por qué soñabas compartir mi vida
mientras herías mi alma con flagelos? 

Sigamos pues dos rumbos diferentes,
nos queda mucha vida por delante
para poder querer a quien nos quiera,
para dejar de ser un alma errante.

Por eso, sólo pido que recuerdes
los años que ofrecí por obtener
el cariño que siempre me negaste,
la pareja que no quisiste ser.

Yo, por mi parte, sólo guardaré
algún instante tuyo de ternura,
las escasas caricias que me diste
y aquel día abrazando tu cintura.

El resto, pues mejor que lo olvidemos,
tampoco es el momento de culpar,
lo que cuenta es que no nos entendimos
en nuestra loca lucha por amar.

"Pensando en Vosotras". Ricardo Fernández Esteban ©


En el 2011 navegamos por El Deseo en el Horiginal del Raval, el 2012 el en Habana-BCN de la Barceloneta, el 2013 en el Tastam en Sant Gervasi, y en el 2014 en el Sant Anastasi de Badalona. 

Os adjunto un video artesanal, donde yo recito un trozo del poema y Jordi estrena la canción en el Horiginal, para que veáis lo bien que suena su versión.

En este enlace podéis encontrar más información de estos recitales 

lunes, 24 de octubre de 2011

"Vestido rojo, estrecho, ceñido y con un corte" de PENSANDO EN VOSOTRAS

Esta soneto en octubre de 2011 sirvió para anunciar el primer recital "El deseo. Voz a voz de poeta y cantautor", en el que Jordi Albero y Ricardo Fernández os llevamos de travesía por los mares del deseo, entrecruzando nuestras voces. Desde entonces lo hemos ido renovando cuatro años. En el 2015 descansamos, pero esperamos volver este otoño de 2016. Ya lo os lo anunciaremos.


VESTIDO ROJO, ESTRECHO, CEÑIDO Y CON UN CORTE

Vestido rojo, estrecho y con un corte        
que descubrió tus piernas al sentarte.
Fue verte, ya sin más, perder el norte
turbado por querer acariciarte.

Me gusta que te vistas de este porte,
que disfrutes seduciendo con tu arte
y —haciéndome sentir el rey consorte—
me pidas que no tarde en desnudarte.

Me alucina perderme en tus botones
y luchar por abrirte los corchetes;
pienso que tengo más de mil razones

de pretender, contigo, echar cohetes,
de que busquemos nuevas ilusiones
y me ates a tu vera con grilletes

"Pensando en Vosotras"

Ricardo Fernández Esteban ©

Este es uno de los sonetos incluido en mi libro de rimas Pensando en vosotras en el que la poesía transita por lo que pudo haber sido y no fue, o si fue hace ya tanto que la bruma de los tiempos perdidos desdibuja las realidades. 

lunes, 29 de agosto de 2011

"Amor y poesía" de "Pensando en Vosotras"

Éste fue el primer soneto que escribí, hace ya muchos años, y abre los Misterios de pasión de mi poemario Pensando en vosotras. Lo dediqué a un amor difícil, lo que no quiere decir que lo fuese ya que la poesía puede ser ficción, o quizá sí lo fue porque hay musas a las que les gusta la realidad. ¿Qué más da!

Con el tiempo he revisado el poema (os dejo la versión original para comparar). Eso me sirve para plantear la pregunta de si hemos de dejar reposar la poesía escrita en paz, y de si os gusta más la nueva o la antigua versión.


AMOR Y POESÍA (soneto para un amor difícil). 
 
Amor y poesía: eres tú.

Es ver tus ojos de mirar profundo,
son tus palabras al rozar mi oído,
es sentirte quitándote el vestido,
es habitar tu cuerpo vagabundo.

No puedo imaginar en este mundo,
mayor placer, mi amor, que aquel vivido
las pocas noches nuestras que he podido
gozar tu eternidad en un segundo.

Contemplar tu figura es adorarte,
acariciar tu piel enloquecer,
y sentirme en la gloria es el besarte.

Hoy he tenido un sueño y no dormía,
compartía tu vida y tu querer,
uniendo, en ti, amor y poesía.



Versión inicial del poema

Amor y poesía eres tú;

es ver tus ojos de mirar profundo,
son tus palabras al rozar mi oído,
es sentirte quitándote el vestido,
es habitar tu cuerpo vagabundo.

No puedo imaginar, en este mundo,
mayor placer, mi amor, que aquel vivido
las pocas  noches nuestras, que he podido
despertarte con besos un segundo.

Verte es quererte, oírte es adorarte,
acariciar tu piel enloquecer,
nunca me canso, cielo, de besarte.

Hoy he tenido un sueño, y no dormía,
compartía tu vida y tu querer,
porque tú eres —mi amor— mi poesía.

Ricardo Fernández Esteban ©

En este enlace encontraréis más información sobre este libro de poemas Pensando en vosotras  , y en este otro una recopilación de poemas del libro publicados en el blog. 

miércoles, 25 de mayo de 2011

"Cuento final" de PENSANDO EN VOSOTRAS

En el Cuento final de Pensando en Vosotras, el narrador descubre que por muchas "vosotras" que hayan desfilado por el libro, hay una con la que siempre ha estado jugando al gato y al ratón; pero en otro poema anterior había dicho: recelad, que esto es poesía. Conclusión: En la poesía hay casi tanta ficción como en la vida, aunque se use para camuflar la realidad.





















CUENTO FINAL

            Tantas veces lo intentamos y tantas nos salió mal, que cada vez
            es  más difícil que este cuento tenga un final feliz.

Ya ves que en estas rimas mil veces te he citado,
tenías muchos nombres y rostros de mujeres,
pero tú y yo sabemos que un hombre enamorado,
-esté con quién esté disfrutando placeres-

sólo puede pensar en el ser adorado.
Contigo quise, amor, contar amaneceres
de noches sin final, del tiempo desbordado,
de palabras y sexo, de todos los quehaceres.

Pero la vida es corta y además es estrecha,
nuestros rumbos se cortan en momentos distintos,
si tú quieres yo no, si yo quiero tú pasas.

Con nosotros erró Cupido con su flecha;
como excusa aducimos motivos variopintos
pero cada vez son ya mucho más escasas

las posibilidades de poder ser felices
y acabar este cuento compartiendo perdices.

"Pensando en Vosotras"   Ricardo Fernández Esteban ©
 

Posdata
: Con esta entrada, agradecí vuestro apoyo en las presentaciones de este poemario en la ya lejana primavera de 2011 en Barcelona, Valencia y Madrid, que se cerraron con una fiesta final en homenaje al libro 
y sus auténticos protagonistas, "vosotros y vosotras", que espero os sintáis representados por activa o por pasiva en estos poemas.


Pura Salceda presentándome en el Ateneu de Barcelona
Aquí tenéis los poemas de este libro que he ido colgando en el blog, para los otros habrá que buscar ese antiguo poemario o preguntar al autor.

miércoles, 27 de abril de 2011

El catador de amores

Una cuaderna vía en homenaje al Mester de clerecía, que utilizó esta estrofa en los inicios de la poesía castellana. No sé si esos doctos clérigos disculparían el contenido tan poco clerical; Juan Ruiz, el arcipreste de Hita, sí que me comprendería porque fue un maestro en este tipo de versos, hace ya siete siglos en su Libro del buen amor.


EL CATADOR DE AMORES

             Recuerda mi advertencia final, pero me gustaría que le hicieses caso,
             porque sé que el día que te encuentre lo dejaré todo por ti.

Yo soy con la mujer como quien prueba un vino,
primero es el color, luego olerlo con tino,
y al fin llega el sabor, ese placer divino;
ser catador de amores, ese ha sido mi sino.

Mil veces he intentado actuar con razón,
pero cada experiencia despierta mi ilusión;
primero la apariencia, después la diversión,
gozar del primer beso, compartir la pasión.

¿Mas, por qué conformarse con el mismo manjar?;
por muy bueno que sea, es humano pensar
que siguiendo la ruta del probar y probar
seguro que algún otro lo puede superar.

Por eso, mi tesoro, te escribo esta advertencia,
si no te gusta el riesgo, si prefieres la ciencia
del dos y dos son cuatro a la concupiscencia,
y si te crees en serio que es santa la decencia;

no te dejes probar, “no estés por la labor”,
al final lo probable se escribe con dolor.
Sólo si sabes ver en lo oscuro esplendor,
piensa que puedes ser mi verdadero amor.

"Pensando en Vosotras" de Ricardo Fernández Esteban ©


Si queréis más información sobre el libro del buen amor del Arcipreste de Hita, os remito a una entrada del Instituto Cervantes

Espero que nadie, y en especial vosotras ya que esta cuaderna pertenece a mi libro Pensando en vosotras, se ofenda por el tono y tema del poema. El humor puede expresarse en formato de versos, y el autor no tiene que comulgar con las opiniones del narrador.


Posdata de Noviembre de 2015: Mi buen amigo el abate Sancho Baile, que últimamente está callado y no está aportando material para su antología erótica que le publico en este blog (será que está practicando más que platicando), se me aparece y dice que incorpore este poema a su antología. Le digo que no, que se busque él los poemas.

jueves, 14 de abril de 2011

Una cala, una melena y una foto

Hay poemas que se escriben para recordar "lo que fue o lo que pudo haber sido y no fue". Éste pertenece a mi poemario Pensando en vosotras, que presenté en Abril de 2011 en el Ateneu de Barcelona. 

El soneto reside en el capítulo Recuerdos y nostalgias, que abre el largo camino de encuentros y desencuentros del protagonista del libro con las  mujeres que han cruzado la senda de su vida de forma real o imaginaria, en aquella parte del tiempo antiguo donde el deseo se confunde con la realidad.

En esta página del blog encontraréis más información sobre este libro publicado por Sial Ediciones.

 
UNA CALA, UNA MELENA Y UNA FOTO

Esta luz de recuerdos imborrables,
este azul de increíble transparencia,
este viento que hoy rima con paciencia,
este espacio de entornos abarcables.

En la orilla del mar —amigo amable—
cuando el sol se encamina hacia su ausencia
he sentido tan viva tu presencia
envuelta en mil recuerdos agradables,

que en el altar de la dorada arena
te imagino real, tal como antaño
cuando tu larga y cálida melena

vistió tu desnudez, en una foto
que atesoro —después de tantos años—
como exvoto de culto de un devoto.

Pensando en Vosotras (2011).
Ricardo Fernández Esteban ©


Gracias a todos por vuestra asistencia, superar las ochenta personas en poesía fue casi tanto como llenar el "Palau Sant Jordi" en un concierto. En este enlace tenéis otros poemas de ese libro publicados en el blog. Y aquí un resumen del acto y fotos del mismo.





Adenda de agosto 2015: Más de cuatro años después sigo recordando con agrado aquella presentación. Fue un libro escrito lentamente y que a propósito tardé en publicar. Supongo que ya debe de estar descatalogado, pero si a alguien le intereresa tengo algunos ejemplares disponibles.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Pensando en vosotras

Mi poemario Pensando en vosotras, se presentó en Abril del 2011 en el Ateneu Barcelonès donde inició su vuelo en libertad fuera del control de su autor. El libro recorre las experiencias que según el protagonista le fueron inspiradas por mujeres que habían cruzado la senda de su vida o que a él le hubiera gustado que la hubieran cruzado, y que se plasman en poemas rimados agrupados por capítulos que van reflejando los distintos estadios de esas experiencias. 

Pero, qué mejor prólogo que el poema inicial del libro, que le da título.


PENSANDO EN VOSOTRAS (como prólogo)

Para todas vosotras, las reales y las inventadas, que habéis hecho posibles estas historias ofreciéndome lo mejor de la vida. Gracias por vuestra imagen, vuestra bondad, vuestra pasión y vuestra amistad.

Escribí estos rimados al pensar en vosotras,
las que me acompañasteis en todos estos años,
en ti, en ti, en ti y también en las otras,
recordando placeres sobrevolando daños.

Y nunca me atreví a intentar publicarlos
pensaba que era pronto, que el tiempo es necesario
para hacer buenos vinos o para descartarlos,
y ahora, que son “Reservas”, presento el poemario.

Veréis que en estos versos hay gozo y hay dolor,
hay pasión, “voyeurismo”, bastante sentimiento,
algo de pasotismo y máximas de autor,
pero no encontraréis el vil aburrimiento.

Hay historias reales, otras son inventadas,
a unas os quise mucho a otras nunca las vi,
entre todas vosotras las hubo enamoradas
pero también las hubo que pasaron de mí.

Al pensar en vosotras surgió la inspiración
de escribir estos versos, no digo poesía
simplemente son rimas que dictó la pasión,
llamarlas de otra forma jamás me atrevería;

es verdad que en el libro —si sabéis rebuscar—
entre mucha morralla hay alguna lubina,
el mérito no es mío sólo fue reflejar
esa luz que irradiaba de una estrella vecina.

Con mengana una noche solamente salí,
algunas fueron flashes, con ella me casé,
he besado a centenas y también conviví,
pero asimismo es cierto que a muchas inventé;

contigo tuve paz y tú me diste guerra,
de ti admiré tu estilo, de ti tu inteligencia,
ya sé que no acerté —quién más prueba más yerra—
pero hay pocas que digan que me falta decencia.

Mil veces lo intenté, mil veces fracasé,
hay algunas que piensan que he buscado imposibles:
sensible, deportista, divertida y ¿por qué
me gustan con zapatos de puntas increíbles?

Yo quiero que seas una y todas las mujeres,
que seas cuerda y seas loca, recatada y cañera,
de acostarte de día, de ver amaneceres;
como amante o amiga has de ser la primera.

Es verdad pido mucho, ¿y yo cuánto os ofrezco?:
en la cama corriente, de palmito normal,
realmente no sé cuanta nota merezco
si mi cartera es breve y mi voz es fatal.

Toca acabar el prólogo, quitarse el antifaz,
por mucho que sean tantas las historias que cuento,
tú sabes que en el fondo sólo han sido un disfraz
para disimular y esconder lo que siento.

Y te habrás dado cuenta que he ocultado tu nombre
de todas las vivencias que un día te escribí,
pero estoy tan seguro como de ser un hombre
que sabrás que las hice pensando sólo en ti;

por eso, yo te ruego que no guardes rencor
si al leer este libro descubres que a las otras
también he escrito versos y hasta citas de amor;
yo nunca te he olvidado, ni “Pensando en vosotras”.

Pensando en Vosotras (2011). Ricardo Fernández Esteban ©

.




















Adenda de Agosto 2016:

Cinco años después de su publicación, la gestación de este poemario es un grato recuerdo que se hace actual cuando recibo comentarios de lectores. Por ejemplo, hay quien lo ha calificado como catecismo de imprescindible lectura para entender las relaciones hombre mujer, lo que es uno de los mejores elogios que he recibido, porque esa era mi intención.

Estos son los poemas del libro publicados en el blog. No busquéis en los poemas referencias autobiográficas, si las hubiera ya han sido sepultadas por ese personaje que tomó el mando de la historia guiando la mano del autor. Por último, aquí tenéis más información del libro, de cómo conseguirlo y de las fiestas que le organizamos para presentarlo.