Mostrando entradas con la etiqueta Mis De museos por Madrid. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis De museos por Madrid. Mostrar todas las entradas

martes, 18 de febrero de 2020

Poesía, pintura y fotografía

La actualización de mi poemario "De Museos por Madrid", sobre obras de arte vistas en los museos madrileños que se pueden contemplar por enlaces en el texto, progresa lentamente en su actualización y nueva edición. De momento os dejo unos poemas inspirados en la temporal del Thyssen "Los impresionistas y la fotografía" que vi el pasado enero.

Reunión familiar. Frédéric Bazille. Musée d'Orsay

Reunión familiar en foto fija,
los unos miran al fotógrafo, los más,
y los otros, los menos, no le dan importancia.
Tú le miras con cara
de enfrentarte a un rival
que iba a cambiar la forma y hasta el fondo

Porque lo dices tú, eso son olas,
porque a mí me parecen tirabuzones de la mar.
Aquí intentaste
no ser fotografía y no lo fuiste,
pero tampoco eres
el mar que rompe en las orillas.
En todo caso, te salva el horizonte,
ese que no mencionas en el título,
el que distingue las aguas de los cielos.
Pero salvar, tú salvas mucho más
porque abres la visión
más allá de la cámara que copia
y ayudas a que viva la pintura.


Hombre con sombrilla. Claude Monet. Kunsthaus Zurich (buscar Monet)

Como hábil precursor del photoshop
estilizas al hombre y a su perro,
los dos contemplan indolentes
otra escena ocultada.
No sé por qué mantienes la sombrilla
si está parado en una sombra,
probablemente, sea un recurso
para que el rostro y el sombrero
no se confundan y se apaguen
entre los verdes y amarillos del follaje.

De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban ©


Esta exposición temporal ya ha cerrado sus puertas, pero en la web de Museo Thyssen todavía podéis efectuar una visita virtual y recorrer las salas de esa magnífica muestra sobre la influencia de la fotografía en los impresionistas.




Espero que esta vez este proyecto de reeditar mi libro "De museos por Madrid" llegue a buen puerto y en unos meses os lo pueda ofrecer. Pintura y poesía siempre han sido dos artes hermanadas, ya en el siglo V a.C. el lírico griego Simónides de Ceos dijo que “la poesía es pintura que habla y la pintura poesía muda”. Pues este quiere ser mi granito de arena para que la pintura hable prestándole mi voz poética. Aquí os dejo un vídeo donde recito otros dos poemas de ese libro.



lunes, 5 de marzo de 2018

Robert Delaunay: "Mujer con sombrilla"

Mujer con sombrilla.
Robert Delaunay, 1913
Mujer con sombrilla es un cuadro de Robert Delaunay, colgado en el Thyssen, que combina planos del cubismo, género que prefería el monocromatismo, con la utilización del color. 

Delaunay partía de la abstracción, pero no abandonó del todo la realidad; además, comenzó su andadura como impresionista y tiene afinidades con expresionistas, como cita la información que facilita el Museo. 

Un cóctel de tendencias que nos da el mejor resultado: una obra que se disfruta al contemplarla mientras nos vamos alejando del cuadro y, por qué no, nos olvidamos de la teoría.


MUJER CON SOMBRILLA

Las manchas de color que, si me alejo,
se transforman en cuerpo con sombrilla
—la falda malva sobre medias verdes,
la camisa amarilla, el foulard rojo—,
cuerpo que cruza por el parque —hierba,
camino beige y sendas en marrón—.

Quien huyó del color es arco iris,
lo que sólo eran manchas son figuras
o cuando la abstracción junto al cubismo
busca fuentes de "expres" y de "impres".

Pero al espectador la teoría
le tiene sin cuidado, lo que busca
es el simple disfrute frente al cuadro.

"De museos por Madrid". Ricardo Fernández Esteban ©


Por si queréis disfrutar más de la pintura de Delaunay y sus coetáneos os dirijo a la web del Thyssen- Bonemiza de Madrid, museo donde escribí este poema.

Al colgar estos versos, he vuelto a recordar que tengo pendiente la actualización de mi poemario digital De museos por Madrid. Este libro recoge poemas inspirados en algunos de los cuadros que he ido contemplando en mis visitas a esos museos y, lo más importante, permite acceder a esas obras de arte. Prometo ponerme pronto por la labor, porque lo prometido es deuda y soy moroso de vosotros. De momento os dejo un enlace a los que tengo publicados en el blog

martes, 14 de febrero de 2017

"La cantante" de Juan Gris

La chanteuse. Juan Gris (1926)
La chanteuse (la cantante) es una pintura de Juan Gris que sólo he visto una vez al natural en el Reina Sofía. El cuadro es distinto por su color y composición al resto de la obra que conozco de ese pintor.

Gris (1887-1927) fue uno de los grandes cubistas y se mantuvo fiel a ese estilo; no obstante, la fama le llegó tarde y su obra es escasa. Dice de él Antonio Muñóz Molina en un artículo: Quién va a fijarse en Gris existiendo Picasso, existiendo Braque. Pero en él hay algo que los otros dos no tienen, y cita a Kierkegaard “La pureza de corazón de desear una sola cosa”


LA CHANTEUSE

Juan Gris,
cubismo estricto, obra escasa e inmensa,
querencia por el gris, más que un pseudónimo
en esa arquitectura plana de sus cuadros.
Pero siempre que vuelvo a este museo
añoro “La cantante”,
la llamarada en rojo,
que sólo vi una vez al natural,
cuando me pregunté
si fue una prueba en la paleta del pintor
o surgió la pasión al final de su vida.
La respuesta fue rápida
porque un color en Gris nunca ha de ser
un pigmento al azar.


De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban ©


Esta obra de Juan Gris (José Victoriano González Pérez) pertenece a la Fundación Teléfonica y ha sido cedida al Museo Reina Sofía, aunque como he dicho yo sólo la he visto colgada en sus salas una vez hace años. Aquí podéis acceder a las obras de Gris en la Colección del Museo 

Al colgaros este poema he recordado que tengo pendiente la actualización de mi poemario digital De museos por Madrid. Este libro recoge poemas inspirados en algunos de los cuadros que he ido contemplando en mis visitas a esos museos y permite acceder a esas obras de arte. Me pongo por la labor porque lo prometido es deuda. 

domingo, 28 de septiembre de 2014

Cálder. Mis poemas a Constelación y a Carmen.

Me encantan las esculturas de Alexander Cálder (1898 - 1977), especialmente sus móviles que se agitan y toman vida con el viento o los más ligeros hasta cuando los soplamos levemente. En mis visitas al museo Reina Sofía de Madrid les dediqué unos poemas; éste primero a una obra que lleva por título Constelación.

Constelación de Cálder,
pintura de Miró en tres dimensiones.
Añádele una cuarta: ¡Sóplala!,
y verás cómo adquiere movimiento.

Ricardo Fernández Esteban © 

En este vídeo recito este breve poema y luego otros dos del mismo poemario.


Por desgracia, o por incompetencia, no siempre es posible ver en movimiento esos móviles. En el patio del Museo hay uno de gran tamaño, de título Carmen, que siempre he visto inmóvil porque está muy resguardado del viento. ¿Es ningún responsable tiene la sensibilidad de indultarlo y colocarlo al viento libre? Estos son los poemas que le he escrito en varias visitas:



2003, MI ENCUENTRO CON CARMEN.

¿Quién colocó en el patio del Sofía
este impotente móvil, este Cálder
que, sin viento, está quieto todo el día?


2008, MI RECLAMACIÓN: No veo a Carmen en el patio y creo ingenuamente que se ha decidido su traspaso a un lugar más adecuado. Pues no, la habían llevado a restaurar. Indignado presenté una reclamación al Museo pidiendo su colocación al aire libre.

Salgo a verte y no estás, se te han llevado
y me digo ¡qué bien, lo has conseguido!
ojalá que disfrutes viento libre,
que se agiten tus hojas y que rías
rescatado del patio de esta cárcel.

Por si acaso pregunto: decepción,
según parece está en restauración,
y a través de formal reclamación
proclamo mi total indignación.

Y lo expreso con esta burda rima,
porque no se merece más poética
quien decide que un móvil esté inmóvil


2011, MI PROMESA: Carmen vuelve a estar quieta en su prisión habitual sin viento.

En la quieta mañana de este otoño,
ni siquiera se mueven las hojas de los árboles,
y las tuyas de hierro lloran lágrimas
—que te dejó el rocío— porque añoras
bailar al son del viento que nunca llega aquí.

En mi próximo viaje, cuando vuelva al museo
te sacaré a pasear al aire libre
donde habitan las brisas que tú ansías.
Nos abrirán las puertas,  nadie lo impedirá,
todos saben que sufres de tristeza.
Creada como móvil, algún jefe burócrata
decidió condenarte a ser inmóvil
y ya es hora de verte sonreír
girando sobre ti, Carmen de Cálder.


Ricardo Fernández Esteban ©


Aparte de estas visitas, he hecho muchas más al museo y sólo un día de mucho viento conseguí verla en ligero movimiento. Si es mala suerte, debo de tener mucha, yo y la mayoría de visitantes del Museo.

Estos poemas pertenecen a mi poemario digital De museos por Madrid que si se lee con conexión a internet permite ver las obras a que se refieren los poemas. En este enlace os explico más sobre ese libro digital.

viernes, 4 de octubre de 2013

Ángeles Santos. Un mundo y La tertulia.

La pintora Ángeles Santos ha muerto a los 101 años. Estos sencillos versos son mi pequeño homenaje, especialmente por dos cuadros suyos que me encantan: Un mundo y La tertulia. Ambos los pintó en 1929, en esa corta etapa adolescente en que su creatividad se desbordó, y los podéis ver en el Reina Sofía de Madrid. 

 (...) vanos ángeles malvas
apagan las verdes estrellas.
Una cinta tranquila
de suaves violetas
abrazaba amorosa
a la pálida tierra.

Alba. Juan Ramón Jiménez.

A la pregunta de cómo había podido pintar con sólo 18 años y escasas vivencias este cuadro, Ángeles respondió que le habían inspirado estos versos de Juan Ramón.



Un mundo (290 x310). Ángeles Santos, 1929


UN MUNDO Y LA TERTULIA

¿Cómo se puede, Ángeles,
organizar Un mundo en tres por tres

surrealmente mágico
siendo una adolescente

que ha vivido en provincias
y en plena dictadura de Primo de Rivera?
¿Leyendo a Juan Ramón…?
Leyendo a Juan Ramón se puede mucho
y siendo artista más.

¿Y en ese mismo año,
recrear La Tertulia, diálogo sin voz,
nueva objetividad del postexpresionismo,
inquietante misterio cuando cambias
de la visión global al personaje:
fumando pensativa en el sofá,
mirándome de frente, leyendo para ti
o hincando las rodillas cuando imploras...?
¡Cómo rompes el tiempo en este cuadro!

Quizá fue demasiado para tan corto tiempo
o demasiado poco para un siglo.
Mi pequeño homenaje llega tarde
pero la obra pervive. Gracias Ángeles.

Ricardo Fernández Esteban ©

La tertulia.(130 x 193) Ángeles Santos, 1929

















En estos enlaces del Reina Sofía podréis ver más información de los cuadros, El mundo y La tertulia. Y aquí información sobre su vida y obra.

sábado, 8 de junio de 2013

Kirchner: Pasión, colores y expresión

Escribí este poema, que pertenece a mi poemario digital De Museos por Madrid, en una de mis muchas visitas al Thyssen tras extasiarme en esos dos maravillosos cuadros expresionistas de Kirchner.

Fränzi ante una silla tallada
Ernst. L. Kirchner (1910)

 KIRCHNER: PASIÓN, COLORES Y EXPRESIÓN

Kirchner juega con puzles de colores:
—morados, rojos, verdes, amarillos…—
para expresar a Fränzi en esa silla
con respaldo en desnudo de mujer.
Y yo, loco por ti y por esa pintura,
voy a ocultarme en ese cuadro
en cuando se descuide el guardia de la sala.
Mezclado entre colores esperaré que llegues,
y, así, contemplaré tus ojos extasiados
mirándome sin verme y sin saber
que escondido te he estado desvistiendo
para poder hacer comparaciones
entre ti y el desnudo de rodillas
que está colgado en la pared de enfrente.
Y no habrá ganador, me siento un bígamo
que comparte a las dos en el museo.

De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban ©


Desnudo de rodillas ante un biombo rojo
Ernst L. Kirchner (1912)

En este enlace podéis encontrar más información sobre estos cuadros y disfrutar de otras obras de Kirchner pertenecientes al Museo Thyssen-Bornemisza


Nota de mayo de 2020: Este poema pertenece a un poemario, De museos por Madrid,  que edité hace tiempo en digital, pero ya ha quedado desactualizado. Hace tiempo que voy prometiendo una nueva edición, que permite ver los cuadros en que se inspiran los poemas. Ahora le ha llegado el momento y saldrá durante este año. Ya os avisaré.

viernes, 9 de noviembre de 2012

La infanta Margarita con traje azul, de Velázquez

En este poema, de mi poemario digital De museos por Madrid, dialogo con ese  retrato de Velázquez que vi en la temporal El retrato español en su hogar, "El Prado", del 2004 y que pertenece al Kunsthistorisches de Viena.


  A la infanta Margarita con traje azul. (Velázquez, 1660)

Velázquez inspiró a Picasso y Manet,
¿y tú, lo conseguiste con el destinatario
de este bello retrato, tu futuro marido?

Muy difícil lo veo, infanta Margarita;
demasiado ropaje, demasiada distancia
para inspirar deseo antes de conocerte.
A mí, sí que me inspiras con ese traje azul,
con la suave armonía de la composición,
con tus ojos de niña y labios de mujer.
Pero yo te contemplo con otra perspectiva...
no voy a conocerte, y menos “carnalmente”.


De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban ©

La infanta Margarita (1651-73), hija de Felipe IV y de Mariana de Austria, fue prometida en su infancia al emperador Leopoldo I de Austria, y estos retratos se enviaban a Viena para que el novio estuviese al tanto de desarrollo de su futura esposa. La infanta también es la figura central de Las Meninas, cuadro que inspiró otros de Picasso y de Manet.

Fragmento de las Meninas de Picasso y Velázquez

En este artículo se habla del descubrimiento de la pintura española en Francia en el XIX y de la admiración que sintió Manet por Velázquez. Y en este otro de la influencia de la pintura española en Manet.


Adenda de mayo de 2017: Este poemario digital De museos por Madrid permite ver los cuadros que inspiraron los poemas. Actualmente lo estoy reelaborando y ya os informaré de cuándo va a volver a estar disponible. 


sábado, 11 de agosto de 2012

Lágrimas de Eros

La temporal Lágrimas de Eros, a finales del 2009 en el Museo Thyssen, estaba dedicada al erotismo y se articulaba a través de la dialéctica amor y muerte, placer y dolor. Las obras me sugirieron algunas reflexiones, entre ellas estas, recogidas en mi poemario De museos por Madrid.


Nace Venus del semen de su padre
y la espuma del mar (el afros griego);
surge diosa y mujer, es Afrodita.
 
Auguste Rodin: El nacimiento de Venus, 1906-7




Cómplice del pecado, la serpiente
se enrosca sobre ti, y te protege
de quienes tienen miedo a la pasión.

James White: Sin título, 2004




El beso dominante de la esfinge
somete al macho, aniquilado en ella.
Instante de placer, muerte en el gozo.

Franz von Stuck: El beso de la esfinge, 1895


De Museos por Madrid es un poemario digital que recoge impresiones de visitas efectuadas a Museos de arte de Madrid entre el 2003 y el 2009, y que a la vez permite ver las obras a que me refiero. En este enlace tenéis más información de ese poemario que hace tiempo tengo que revisar. De momento podéis leer aquí lo que he publicado en el blog.

lunes, 27 de febrero de 2012

Jardines de Sorolla

Estas visiones poéticas de tres jardines de Sorolla que se colgaron en una temporal del Thyssen, pertenecen a mi libro digital "De museos por Madrid".

Patio Casa Sorolla
Jardín Casa Sorolla





Jardines de Sorolla, escoge entre los tres:

Dos sin salir de casa. Uno todo color,
inundación de flores sobre los azulejos,
caligrafía azul donde yacen macetas.
En el otro se impone una explosión de luz
y el color se retira tras la silla vacía,
donde espera sin prisa que retorne el pintor.

El tercero es de un viaje al jardín del Alcázar.
Aquí todo es sencillo: una pared en blanco
y un arco que refleja el cristal de una alberca;
detrás domina el verde que pintan varios árboles,
pero hay flores ocultas que pronto se abrirán.

Jardines de Sorolla que compiten y vencen.
Escoge el que prefieras, cualquiera de los tres.

De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban ©


Alberca del Alcazar de Sevilla


Este poema se escribió en 2006 en la temporal Sargent y Sorolla, que se realizó en el museo Thyssen y en la sala de exposiciones de Caja Madrid. 



Adenda de septiembre de 2018: Este poemario digital "De museos por Madrid" permite ver los cuadros que inspiraron las obras. Como ya os he indicado últimamente, lleva un tiempo no disponible porque lo estoy reelaborando y actualizando. Por otros compromisos el proceso se está demorando más de la cuenta, pero en el nuevo curso prometo ponerme por la labos y reeditarlo. Ya os avisaré.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Perchstein: La albufera

Me encantan los expresionistas alemanes y este cuadro de Perchstein, La albufera, que esta colgado en el Thyssen, es uno de mis preferidos.


Me gustaría retirarme   
a esa albufera junto al Báltico
—la de color mediterráneo—,
y allí pasar interminables días
inmerso en la naturaleza,
viviendo de la pesca, en la barraca
junto al inmenso azul de la albufera.
Sin nada más que hacer...,
nada más que mirar al cielo, al mar y a ti.


Cada vez que voy de visita al museo tengo que escribirle algo. Por ejemplo:

 Quisiera navegar por tu laguna,
para saber si es invención, o si es verdad,
el azul que desborda este paisaje
y da profundidad a la albufera.

O esta sextina real, que borda el ripio pero expresa le eterna duda de si el artista puede ser un fingidor.

¿Cómo puede ser báltico este mar?
Será que muchas veces los pintores
han renunciado al vicio de copiar
y, engañando al pincel, son fingidores.
Será lo que será, pero no importa
porque mirar tu mar me reconforta.

De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban © 


Nota de Abril de 2020: Ya sabéis, por otras entradas, que estos poemas pertenecen al poemario digital De museos por Madrid que permite ver los cuadros que inspiraron los poemas. Este libro está en reelaboración, y espero volver a publicarlo pronto aprovechando esos tiempos de confinación. En el enlace anterior hay más información del libro..

martes, 16 de agosto de 2011

Botticelli. "De museos por Madrid"

Esta historia del Decameron que pintó Botticelli en cuatro cuadros, nos recibía con tres de ellos en la antigua configuración del Prado (el cuarto está en una colección particular, pero nada se resiste a la red virtual y aquí lo tenéis también colgado). Era una visión que me cautivaba al inicio de mis visitas, y éste es el poema que le dediqué: 



La historia de Nastagio degli Onesti. BOTTICELLI.

Como Cocó Chanel controlando la entrada (*),
al llegar al museo recibe Botticelli
con su excitante cuento contado por entregas.
Lo escribió un tal Boccacio y lo pintaste tú,
habla de un caballero y sucede en un bosque;
ocurrió en cuatro cuadros de los que aquí hay tres
y no nos ponen foto del cuadro que les falta,
aunque a mí no me importa, y no lo echo de menos
porque eres un experto en explicar historias.
¡Qué guión tan magnífico, si por aquel entonces,
Leonardo ya hubiera predescubierto el cine!

De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban ©

(*) Para los que no lo sepan, en los restaurantes se llama mesa "Cocó Chanel" a la más cercana a la entrada, ya que a la diseñadora le gustaba ver y que la viesen.




Este poema pertenece a un poemario digital "De museos por Madrid", que está en reelaboración. Ya os avisaré de su nueva edición.

miércoles, 8 de junio de 2011

Póker de expresionistas en el Thyssen.

Este poema, que cierra mi libro digital De museos por Madrid, se refiere a la magnífica presencia de expresionistas alemanes en una sala de la colección de la baronesa Thyssen.

Nolde. Puente en la marisma
Pechstein. Feria de caballos




 








PÓKER DE EXPRESIONISTAS EN EL THYSSEN

Kichner. Paisaje con castaño
Póker de expresionistas, la pared  
alterna siete glorias en sus cuadros,
colores que me llevan en volandas
a fundirme en paisajes interiores
saltando de uno a otro. 
                                   ¡Cómo cabe
tanta felicidad en este muro,
cómo explicar lo que es el sentimiento
si no puedo explicármelo a mí mismo,
cómo escribir en negro el arco iris,
cómo pintar pasiones con palabras,
cómo encerrar en verso el universo!

Diciéndote que vengas, no me leas,
acércate al museo y enamórate.

 "De museos por Madrid" Ricardo Fernández Esteban © 


Pechstein. Las bañistas
Heckel. Casa en Dangast

Adenda de julio de 2018: Pues ya sabes: "no me leas, acércate al museo y enamórate" de esos cuatro artistas y sus cuadros. Pero por si no puedes ir, aquí te dejo un enlace con más información sobre "De museos por Madrid"

Actualmente, estoy preparando una nueva edición revisada y ampliada del poemario, por lo que éste no se puede descargar, pero aquí os dejo acceso a los publicados en el blog.

martes, 25 de enero de 2011

Miquel Barceló en "De museos por Madrid"

Varios. Miquel Barceló.




















Miquel Barceló es uno de los pintores actuales que más me interesan y en varios poemas del libro digital "De museos por Madrid" he tratado sobre su presencia o ausencia del "Reina Sofía".

En Junio de 2005 no encontré ninguna obra suya en el Museo:

AUSENTE DEL MUSEO

Ausente del museo (o no lo veo)
nuestro mejor artista de estos años.
Si hay motivo, me tiene sin cuidado,
me falta su presencia permanente,
para que sea realmente permanente
ésta maravillosa colección.

Chispas del Sofía. "De Museos por Madrid". Ricardo Fernández ©

Por suerte en Noviembre de ese mismo año, ya encontré una obra suya:

El estudio de las esculturas. Miquel Barceló, 1993
















EL ESTUDIO DE LAS ESCULTURAS, 1993.

Por fin o al fin, te veo en el museo!
No sé si aquí eres nuevo o eras un cuadro oculto;
¡y qué importa, si al fin estás presente!

Aunque no sea de tus obras, ésta
de las que más me gustan —y son muchas—
ya vendrán las demás cuando les cuentes
que a pesar de que estás mal colocado
—y mal acompañado—,
despides permanente, cierras ciclo,
y dejas, a tus fieles observantes,
tan buen sabor de boca que repiten.

Un poco del Sofía, en "De museos por Madrid". Ricardo Fernández ©

Dejuner sur l'herbe II. Miquel Barceló, 1988
















En Septiembre del 2008, ya pude contemplar tres obras de Barceló y pensé que ya se había normalizado su presencia en la colección permanente:

ME RINDO, TE TRIPLICAN

Me quejé de tu ausencia, Barceló,
luego aplaudí tu cuadro que cerraba
—con algunas lagunas— permanente,
y ahora por fin me rindo, te triplican.

Le dejuner sur l’herbe II, frutal
composición, comida a compartir
blancos y grises sobre la amplitud.

Louvre (noir et blanc), visión de la ruptura,
una vez más los blancos y los grises
pero ahora dando forma, definiendo.

Y el que ya conocían mis poemas:
Estudio de esculturas, tu taller;
sólo falta el autor que aquí se esconde
de las metamorfosis de su obra.

El Sofía se renueva, "De museos por Madrid". Ricardo Fernández ©


Louvre (noir et blanc). Miquel Barceló, 1988
Me rendí demasiado pronto, siempre hay que seguir luchando. En una visita posterior a finales del 2009 sólo encontré una obra y medio escondida; y en Diciembre del 2010 no encontré ninguna, espero que fuese por la obras de reforma de la colección, pero nunca se sabe cuáles son los gustos de quienes deciden qué se coloca y que se guarda en los almacenes. Yo hice una pregunta por escrito y se me contestó con evasivas.

Por otra parte, según mi gusto, este museo no ha tenido mucho gusto en la selección de obras de Barceló; recuerdo monográficas muy buenas como las que le dedicó en Barcelona el MACBA o el Caixaforum. 




Adenda de Agosto de 2020
: No sé cuántas obras se exponen actualmente de Barceló en el Museo. En mis dos últimas rápidas visitas al museo no vi ninguna y aquí os coloco las que aparecen en la web del museo donde no indica si están expuestas. Por otra parte me ha parecido ver "El estudio de las esculturas" colgado en un salón de La Moncloa.

Barceló tenía una página web propia muy completa y ordenada que permitía visualizar toda su obra, pero hace años que está inactiva, lo que es una pena.


Respecto a mi poemario digital De museos por Madrid, (que permite ver las obras en que se inspiraron los cuadros) hace tiempo que os prometo una nueva edición. No lo he olvidado y está en mi lista de prioridades.