sábado, 12 de abril de 2014

Antonio Praena (entrada actualizada en 2019)

Conocí a Antonio Praena (Purullena, Granada, 1973) en Abril de 2014 cuando presenté su obra en la Tertulia poética de El Laberinto de Ariadna. Eso me permitió profundizar en su poesía, que conocía poco, y me sorprendió gratamente tanto por la forma rítmica de sus poemas como por la profundidad de sus contenidos. Desde entonces sigo su obra que se afianza y demuestra que nos encontramos ante uno de los mejores poetas de su generación.



GRAFITI

¿Quién nos sostiene en este mundo?
No son los tipos como yo,
trajeados, erguidos y con clase.
Quizás esas mujeres con carritos de rafia
que son feas y gordas
y visten chaquetitas con pelusas.

Quizás las que consuelan los peores
25 minutos en la vida
de alguien que ignoramos:

                                 “Dios es negra”
he visto en un grafiti sobre el muro
de
un solar de desguace. Me he reído:
si vamos a ponernos trascendentes,
añadamos que es calva y que está en paro.
Ya lo dijo Aristóteles:
no siempre la verdad resulta bella.
Pero Aristóteles no existe.
Tan sólo es un consuelo de afligidos,
un invento de Grecia.

de Belleza. Historia de un alma (2017)


DE VUELO
 

Como el avión que nos traslada,
veloz, indiferente, sin que apenas
lleguemos a escuchar en su rugido
el cuerpo pasajero que ahora somos,
así, terrible y santo, nuestro paso
a bordo de palabras sin deriva:
dices amor, gimes la muerte, callas nada,
y en ellas va tu vida y va de vuelo.

De Yo he querido ser grúa muchas veces (2013)


CUANDO SEPAS LEER

La estrella de papel,
las alas de angelote que tu padre
te ha hecho esta mañana, ya están dentro
del reino de tus ojos, son ya parte
de todo lo que eres y algún día
querrás mirar de nuevo en las estrellas.
Yo lo canto
por eso en estos versos
que aguardan para ti.

De Actos de amor (2011)


Toma en tus manos
este jersey tejido en nudos de memoria.
Consérvalo, porque algún día
recordarás las manos desgastadas
que lo tejieron en las noches de tu infancia.
Y no podrás volver. Y tendrás frío
cuando descubras que vivir
a veces es llorar.
Abrígate con el amor que en el jersey está trenzado:
lo que nos quita el tiempo
ha sido el tiempo quien lo ha urdido
en formas misteriosas y sencillas
que hilvanan nuestras vidas a otras tramas.
Es imposible amar fuera del tiempo,
nada infinito hay que se alcance sin su hebra
aunque la hechura de su amor
nos muestre su belleza en sacrificio
sólo al perder a quien más hondo nos ha amado.
No pienses, como Eliot,
que sólo el tiempo vence al tiempo,
porque el tiempo es invencible.
Más bien realiza hazañas cotidianas:
piensa en mamá, aprende a tricotar
tus horas en ofrenda:
-punto de arroz,
ochos perdidos,
espigas que se cruzan

con las agujas de la vida…-

Ponte el jersey
y teje otro jersey para tus hijos.


De Poemas para mi hermana (2007)

He publicado en Las nueve musas un artículo sobre Antonio Praena, donde comento su obra en general y en particular dos libros suyos, de temáticas muy distintas, separados por once años: “Poemas para mi hermana” de 2006, e “Historia de un alma” de 2017, tanto en su fondo como en su forma, porque la buena poesía, y la de Praena es excelente, es la suma de contenido y continente.

Os dejo algunos enlaces para profundizar más en su obra. Reseña de Actos de Amor en el Blog de Manuel López Azorín, Comentario de Poemas para mi hermana efectuada por Luis Ramoneda y una reseña de Historia de un alma del también poeta Álvaro Valverde Aquí tenéis unos cuantos poemas suyos en Círculo de poesía. 

Además, aquí tenéis dos videos del autor recitando 8 de junio  y Pájaros en Scala-Coeli  . Por último, una entrevista en el Instituto Cervantes de Dublín.







4 comentarios:

Lumy Quint dijo...

Hola Ricardo, me ha dado mucho gusto leer estos versos en tu bitácora. Tienen un sabor tierno que me conmueve. Muchas gracias por compartir.
un abrazo

Unknown dijo...

El último es tierno... cálida suavidad de angora

Yhedra Yhomisma dijo...

Qué curioso, de alguna manera los poetas venimos a pensar muy parecido , aunque lo expresemos de diferente manera. Me ha conmovido especialmente el último poema porque da la casualidad que yo me encuentro en este mismo momento en algo así, ando tejiendo mantas de lana para mis hijos , porque quiero dejarles algo concreto y tangible , de manera que cuando se arropen con ellas sientan que los está arropando todo em amor de su madre, tal como dice el poema. Pensaba contarlo en el mío propio, pero ahora que he leído este , no sé si correría el riesgo de que se pareciese demasiado. Ya veré...Me gusta este poeta.Besos

Unknown dijo...

Es un lujo tenerte Ricardo, nos brindas nuevamente con poetas de tiernas y buenas letras!